Se caracteriza por las composiciones dinámicas y complejas, los contrastes bruscos de líneas y zonas de luces y sombras, la exageración expresiva de los rostros y de los cuerpos. Se desarrolla sobretodo en Francia.

Uno de los principales escultores de este momento fue el francés François Rude (1784-1855), al que se deben los relieves del Arco de Triunfo de L´Etoile  de los que sobresale La partida de los voluntarios de 1792, conocido habitualmente por La Marsellesa (1833-1836). En el Genio de la Patria, que sobrevuela sobre los combatientes, se traduce una fuerza sobrehumana.

Carpaux se formó en el círculo de Rudé. Su obra más importante  es el grupo de La Danza que decora la fachada de la Ópera de París.

Debes estar identificado pera dejar una respuesta.