Centra su interés en la realidad circundante de forma que  la naturaleza sirve de inspiración al escultor. Predominan los temas de contenido social y los tipos populares.

Entre los escultores más representativos están Jean Baptiste Carpeaux(1827-1875) considerado como iniciador del Realismo.  Rompe con el clasicismo academicista resucitando un arte gracioso, basado en el Rococó francés, en el que destaca la veracidad en las representaciones y la preocupación por captar el movimiento.  Su obra más destacada es La Danza (1869).

En España destacaron escultores como Ricardo Bellver (1845-1924), un ecléctico romántico-realista, barroquizante en sus formas, que supo captar el dramatismo de sus figuras, como se ve en El ángel caído del Parque del Retiro de Madrid, o como Mariano Benlliure (1862-1947) que practicaba un realismo casi impresionista con gran calidad técnica, detallismo, expresividad, movimiento. Suyas son las esculturas del Monumento al General Martínez Campos, el Mausoleo de Joselito o la estatua de Goya del Museo del Prado.

Debes estar identificado pera dejar una respuesta.