Apuntes arquitectura barroca italiana

Siglo XVII en Roma:

–          Maderno representa la transición del Manierismo al Barroco. Arquitecto de la corte papal, destaca su Fachada de Santa Susana, de cuerpo superior con pilastras y nichos, rematando en frontón con balaustrada. Sistematizó la Basílica de San Pedro; adoptó la planta de cruz latina con capillas laterales y construyó la fachada con grandes columnas, rematando en frontón sobre la puerta y ático con balaustrada y estatuas.

–          Bernini es el artista representativo del Barroco. Su primera gran obra fue el Baldaquino de San Pedro, elevado sobre la tumba del apóstol. Está formado por cuatro columnas salomónicas, que sostienen un ondulado entablamento sobre el que se alzan cuatro volutas convergentes, rematando en una bola con cruz. Es de bronce. A la muerte de Maderno continuó con la construcción del Palacio Barberini, cuya fachada consta de tres filas de arquerías, flanqueadas por dos cuerpos laterales de avanzan. En 1656 comenzó su obra cumbre; la Columnata de San Pedro, constituida por dos inmensas alas de cuatro series de columnas cada una, que, después de un primer trazo rectilíneo, se abren en inmensa elipsis. En la Basílica colocó figuras recostadas en las enjutas de los arcos y recubrió con un placado de mármoles de diferentes colores las pilastras, dando vida, movimiento y suntuosidad a una arquitectura de masa tan compacta. En las naves laterales elevó columnas policromas y restableció el empleo tradicional del mosaico en las bóvedas, ornamentando la obra de Maderno.

–          Borromini sobresale entre todos los arquitectos italianos por un gran dinamismo, que crea efectos espaciales y lumínicos como ninguno. Suya es la iglesia de San Carlos de las Cuatro Fuentes, de planta elíptica y capillas radiales, cubierta con una cúpula revestida de casetones y con ojos de buey. En el exterior, movida fachada de planta ondulada, en cuyos dos cuerpos se producen efectos lumínicos, a lo que contribuyen las movidas líneas del campanario y cúpula. Su iglesia de San Ivo tiene un plano tan extraño que ha sido comparado con la forma de una abeja. La fachada se contrapone a la contracurva de la cúpula. Toda la iglesia es un conjunto de curvas, contracurvas y rectas, en planta y alzado, rematándose la cúpula con un pináculo en espiral, donde se ve culminar la voluntad ascensional barroca, que lo hace en forma de giro.

–          Otros arquitectos importantes son Cortona, Rainaldi y Fontana.

Siglo XVII fuera de Roma:

–          Guarini trabajo en Turín. Incorpora a las enseñanzas de Borromini influencias de la arquitectura hispano-árabe, fruto de sus predilecciones por el medioevo. Erigió, dentro de la capital de Turín, la Capilla de la Sábana Santa, revestida con mármoles negros, con alta cúpula sobre tambor hexagonal con ventanas, a imitación de la de San Ivo. Su obra maestra es la iglesia de San Lorenzo, de planta cuadrada, cubierta con bóveda de nervios de tipo califal hispánica. En las construcciones civiles muestra su fidelidad a Borromini, en el Palacio Carignano.

–          También destacan Dómenico Fontana y Longhena.

            SIGLO XVIII.

Características:

–          Hay doble vertiente; o se evoluciona hacia formas cada vez más decorativas, como el Rococó, o se tiende hacia una marcada simplicidad, preparando el advenimiento del Neoclasicismo.

–          El Rococó se puede observar en la fachada de la iglesia de la Magdalena en Roma, hecha por Sardi. La estética urbana es cultivada con esmero por los maestros del Rococó.

Autores:

–          Ferdinando Fuga se inclina al Neoclasicismo en la fachada de Santa María la Mayor.

–          Vanvitelli realiza la iglesia de Santa María de los Ángeles, decorada por una gran concentración de pilastras y columnas. Su obra más destacada es el Palacio Casereta, que constituye un inmenso rectángulo con una vasta fachada. La obra se complementa con jardines.

–          Filipo Juvara representa la tradición romana de Bernini, aunque sin rechazar los caprichos ornamentales del Rococó. Su obra principal es la iglesia de Superga de Turín. Como panteón que es, imita la forma del panteón romano; una rotonda con su pórtico, alargado a la forma de los templos romanos. Dos hermosos campaniles barrocos complementan esta síntesis de la arquitectura italiana. Fuera de Italia construye la Catedral de Lisboa y el Palacio Real de Madrid.

Deja una respuesta