Apuntes sobre distribución de la población mundial

La población mundial está repartida sobre la Tierra de manera muy desigual, y ello determina el devenir tanto de los diferentes territorios como de las poblaciones que los habitan.

Un mundo desigualmente poblado

La población mundial no está distribuida de forma uniforme por todo el planeta, sino que tiende a concentrarse en las regiones más favorables y ricas, o en aquellas que, por alguna razón coyuntural o histórica, necesitan mucha fuerza de trabajo para mantener su economía, aunque sea de subsistencia.

Esta dinámica se repite incluso en cada región: la población no ocupa el territorio de manera uniforme, sino que tiende en la actualidad a concentrarse en las ciudades, dejando el mundo rural más despoblado.

Mediante el cálculo de la densidad demográfica se puede conocer cómo están distribuidos los habitantes en el territorio, obteniendo una relación entre la población y la superficie: la media mundial es de 50 hab/km2.

Más del 90 % de la población mundial se asienta en el hemisferio norte, entre los 20° y 60° de latitud, principalmente en las zonas costeras con climas benignos y alrededor de los grandes ríos. Los principales focos de población son los siguientes:

  • Asia oriental y meridional, donde se concentra más de la mitad de la población mundial. Allí se encuentran los dos países más poblados del mundo: China, con unos 1.400 millones de habitantes, e India,unos 1.200 millones.
  • Europa, especialmente su zona central, que cuenta con más del 11 % de la población mundial y con países que tienen densidades que superan los 500 hab/km2.
  • América del Norte, que concentra su población en las costas y en la zona de los Grandes Lagos, principalmente por su alto desarrollo económico.
  • Algunos focos aislados, como son el golfo de Guinea, el valle del Nilo, México, Indonesia, la costa brasileña, etc.

Los grandes vacíos demográficos coinciden con las tierras frías, como las zonas ártica y antártica; con las zonas áridas, como los desiertos del Sahara, Arabia, Gobi, Atacama, Australia central, etc.; las zonas ecuatoriales húmedas, donde se desarrolla la selva; y las zonas montañosas, como la cordillera del Himalaya, las Rocosas, etc.

Factores de la distribución de la población

Factores físicos

Generalmente, la población se asienta en las siguientes zonas:

  • Lugares donde abunda el agua, que es necesaria para la actividad agraria y para el abastecimiento de la población y su urbanización. Por ello, las zonas costeras y las áreas alrededor de los grandes ríos están muy pobladas.
  • Zonas con climas templados, que generalmente tienen temperaturas suaves durante todo el año y lluvias suficientes y regulares.
  • Valles y llanuras con suelos fértiles que permiten el desarrollo de la agricultura.
  • Áreas con recursos energéticos: minerales, petróleo, etc.

Por el contrario, la población suele evitar territorios con temperaturas excesivamente altas o bajas; zonas áridas o sin depósitos de agua; y áreas con una humedad elevada y constante. No obstante, el ser humano puede vencer estos negativos factores físicos mediante la tecnología. Esto explica que algunos puntos localizados en desiertos, selvas o casquetes polares hayan estado poblados desde la Antigüedad.

Factores humanos

Hay factores históricos, económicos y políticos que explican también la distribución de la población:

  • Históricos. Normalmente, las zonas pobladas desde tiempos antiguos, como Europa y el sudeste de Asia, siguen manteniendo elevadas densidades demográficas.
  • Económicos. Las zonas en las que se concentran las actividades económicas atraen población.
  • Políticos. Los gobiernos pueden obligar a la población a trasladarse a una región o decidir impulsar la economía de una zona deshabitada para que la población se instale en ella.

Fuente: http://www.kalipedia.com/geografia-general/tema/geografia-poblacion/distribucion-poblacion-mundial.html?x=20070417klpgeogra_57.Kes

Deja una respuesta