Apuntes sobre la difusión de la Revolución Industrial

A. Francia

Los rasgos distintivos del crecimiento industrial francés son: su carácter lento y gradual y la existencia de importantes retrocesos que a veces llegan a anular el desarrollo económico anterior.

A mediados del siglo XVIII, la escuela fisiocrática (Quesnay, Mirabeau) promueven la agricultura científica y difunden las nuevas técnicas de cultivo descubiertas en Inglaterra. También comienzan a conocerse los avances tecnológicos de la industria inglesa. Pese a todo, la agricultura francesa no crecerá ni se modernizará lo suficiente para proporcionar efectivos demográficos a la industria, no hubo una Arevolución agrícola como en Inglaterra (P. Ej.: la propiedad estaba muy fragmentada à dificultades para la mecanización).

La fase de despegue de la economía francesa se sitúa en la época del Segundo Imperio (1851-1870). El desarrollo industrial de este período se apoyó en tres bases principales:

– El capital financiero: es la época del gran auge de los bancos y las sociedades anónimas por acciones.

– Los ferrocarriles: de 3558 km de vías en 1851 se pasará a 18000 en 1870. Esta expansión tuvo las siguientes consecuencias:

  • · Movilizó masivamente el ahorro privado hacia las inversiones productivas
  • · Generó una importante demanda para la industria, especialmente para la minería y la siderurgia.
  • · Contribuyó a la formación de un mercado nacional integrado.

– Las obras públicas: los ambiciosos proyectos de remodelación urbanística de París dieron un gran impulso ala industria de la construcción, convirtiendo al hierro en el material arquitectónico de vanguardia.

B. Alemania

Las principales características de la Revolución Industrial alemana son la simplicidad de su desarrollo y el importante papel que en ella jugó el Estado y las instituciones públicas en general.

El hecho más importante será el Zollverein o Unión aduanera de 1834 que supondrá una verdadera unificación económica de los estados alemanes à se creará una gran zona de librecambio.

Tendrá un papel muy importante en las relaciones comerciales entre los distintos estados alemanes el ferrocarril – cuyo material en un principio era de procedencia extranjera (Inglaterra)- que suponía un medio de transporte barato y eficaz. Pronto se convertirá además en un estímulo para la industria siderúrgica alemana.

Las principales regiones industriales fueron Renania, Silesia, el Rhur y Essen.

C. Bélgica

Gracias a sus reservas de materias primas y a la tradicional laboriosidad de sus habitantes, se puso a la cabeza de la industrialización de la Europa continental en la primera mitad del siglo XIX. La base de su crecimiento económico fue la minería del carbón sobre la que se asentó el desarrollo de la industria siderúrgica.

Bélgica fue el único país del Continente que completó su red ferroviaria antes de 1848. Por estas fechas Bélgica contaba con un sólido sistema bancario que facilitó las inversiones industriales y ferroviarias, incluso en el exterior.

Deja una respuesta