Apuntes sobre la distribución de las ciudades españolas

Existe un gran desequilibrio en cuanto a la distribución de la población y de las ciudades en el territorio español. La mayor parte de la población se concentra en muy pocos núcleos urbanos: solo seis ciudades acogen casi al 16% de la población nacional.

Además, las ciudades más grandes han constituido desde 1970 extensas áreas metropolitanas sobre las que ejercen su influencia y que acogen a buena parte de la población absoluta española. Algunos de los municipios de estas áreas metropolitanas, como Hospitalet de Llobregat en Barcelona y Móstoles en Madrid, se encuentran entre las veinticinco principales ciudades españolas, superando en número de habitantes a muchas de las capitales de provincia.

Aparte del tamaño de los municipios, existe un desigual reparto de las ciudades en el territorio. La mayor parte de las grandes urbes se localizan en la periferia y en los archipiélagos balear y canario, mientras que en el interior solo Madrid y Zaragoza aparecen como grandes municipios urbanos.

Esta distribución espacial de las ciudades tiene su origen en el desigual dinamismo económico de la periferia y el interior peninsular. La periferia y más concretamente las zonas litorales han ido ganando peso a medida que el país se industrializaba y se terciarizaba; esto se refleja en una mayor diversificación productiva, con industrias y servicios más competitivos. Sin embargo, el interior ha sido tradicionalmente un centro económico ligado a las actividades agrícolas o a las industrias y servicios menos especializados y productivos, por lo que estos territorios han ido perdiendo peso a lo largo del siglo XX.

Así, la distribución de las ciudades en el territorio queda configurada en una serie de regiones cuya dinámica urbana es diferente.

  • En la periferia, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Andalucía, además de la franja cantábrica que recorre desde Galicia hasta el País Vasco, son las regiones que presentan un mayor número de ciudades y una elevada tasa de urbanización en comparación con el resto del país. En ellas se localiza gran parte de las ciudades españolas importantes: Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Bilbao y Murcia, se encuentran entre las diez metrópolis más grandes del país.
  • En el interior, solo Madrid, y su área metropolitana, puede ser considerada una ciudad de gran importancia dentro del conjunto nacional. Zaragoza y, en menor medida, Valladolid, son otros centros urbanos destacados del interior peninsular.

Fuente: Kalipedia

Deja una respuesta