Apuntes sobre la Europa napoleónica

III. EL IMPERIO NAPOLEÓNICO Y LA DIFUSIÓN DE LA REVOLUCIÓN

A. El Consulado (1799-1804)

El 18 Brumario de 1799 (9 de Noviembre) Napoleón dio un golpe de Estado por el cual clausuró el Directorio y asumió los poderes junto con Sieyès y Ducos.

Los objetivos planteados serán:

– Evitar la anarquía

– Restablecer la unidad interna de Francia, política y religiosa

– Enlazar con el pasado, frente al radicalismo revolucionario que niega todo vínculo con las generaciones anteriores

– Solidaridad y reconciliación internacionales

El Consulado significará una etapa de estabilidad en el interior, gracias a la concentración en una sola persona del poder, y de paz en el exterior.

  • La política interior

Destaca en este punto la Constitución del año VIII (13-XII-1799) cuyas principales características son:

– Poder ejecutivo fuerte en manos de los tres cónsules el primero de los cuales es Napoleón (con poder efectivo) teniendo los otros dos funciones meramente consultivas. Napoleón nombra ministros, mandos del ejército, funcionarios, propone leyes,…

– Poder legislativo débil: aparece dividido en tres Asambleas que se reparten las funciones (Cuerpo consultivo, Senado y Tribunado)

– Reconocimiento del sufragio universal con procedimiento de elección indirecta

– No hay declaración de los derechos del ciudadano

Además de la nueva Constitución, otros logros de política interior serán:

– Intento de crear una Hacienda eficaz: se regularizan y centralizan las contribuciones.

– En 1800 se crea el banco de Francia

– El Estado se declara laico aunque se reconocerá un trato favorable a la Iglesia católica

– Se creará una jerarquía nobiliaria a través de la Legión de Honor

– Control de la prensa

– Concesión de la amnistía a los nobles emigrados a los que se les devuelve las tierras aún no vendidas

  • La política exterior

Napoleón luchará contra los países que habían formado la Segunda Coalición aunque persiga en primer lugar la paz.

Destacarán tres hechos fundamentales:

  1. Paz de Luneville (1801): Se firma tras las victorias del ejército francés sobre el austriaco en Marengo y Hohenlinden (Alpes y Rhin) y pone fin al enfrentamiento entre Francia y Austria, restableciendo el límite de las fronteras naturales de Francia (el Rhin y los Alpes) a la vez que rodeaba a Francia de una barrera de pequeñas repúblicas.
  2. Paz de Amiens (1802): pone fin al enfrentamiento entre Francia e Inglaterra
  3. Concordato de 1801 con la Santa Sede: el Papa reconoce la legitimidad de la venta de bienes nacionales y acepta una renovación total del episcopado. Napoleón autoriza el libre y pleno ejercicio del catolicismo, la extinción del cisma constitucional y subvencionar el sostenimiento del culto.

**********

Al final del Consulado nos vamos a encontrar con dos grandes triunfadores:

– Napoléon: que está a punto de colmar su ambición de poder

– La burguesía: que ve respetados los principios esenciales de la revolución y salvaguardados sus intereses fundamentales.

B. El Imperio (1804-1815)

El Consulado evolucionará rápidamente experimentando cambios fundamentales:

– En 1799 es tripartito. Pronto Ducos es marginado surgiendo la pugna entre Sieyès y Napoleón, de la que este saldrá victorioso.

– En 1802, tras un plebiscito, el Consulado se hizo vitalicio en la persona de Bonaparte, con el derecho a designar heredero.

– En 1804 Napoleón es proclamado Emperador por un senado-consulto ratificado por aclamación popular. El 2 de Diciembre de 1804 es consagrado en Nôtre Dame por el Papa Pío VII.

El Imperio representa la culminación de la carrera de Napoleón, la última fase del proceso revolucionario y el primer ensayo de un orden internacional en el mundo contemporáneo.

La institucionalización del Imperio se llevará a cabo mediante la promulgación del año XII (1804) cuya característica fundamental  es la concentración de atribuciones en manos del emperador, estableciéndose un régimen dictatorial y militar.

Ahora se pone en práctica el Código Civil en el que se mezcla una base conservadora (propiedad privada, restricción del divorcio) con un espíritu revolucionario (igualdad y libertad civil, reafirmación de la abolición del régimen feudal, libertad de la tierra,…).

La eneseñanza, la policía, la prensa (censura) y demás instituciones se pondrán al servicio de Napoleón y de su idea del Imperio.

  • Las ideas de Napoleón

El hecho del Imperio, sus éxitos y su fracaso final solo se puede comprender conociendo las directrices ideológicas de Napoleón. Estas, según el profesor Pabón, son:

– Concentración inicial: pretende concentrar en su persona la institución republicana establecida por la Constitución y la institución imperial establecida por él mismo. Idea contradictoria al ser instituciones contradictorias.

– El Imperio, entidad supranacional: Napoleón aspira a crear en Europa una entidad supranacional en la que el emperador sería rey de reyes y París la capital.

– Concepción unitaria de Europa: los reinos europeos se regirían por un código único de leyes, por una sola cultura, por el mismo sistema de pesos, medidas y moneda; contaría con un sólo ejército.

– Continuidad del Imperio de Occidente: Napoleón se considera «sucesor de Carlomagno».

Para llevar a cabo todo esto contaba con el control personal de la política y el dominio económico y social y, sobre todo, con su gneio militar y un ejército dotado de hombres y medios estratégicos extraordinarios.

Frente a su proyecto imperial se sitúan los soberanos (que temen lo que en él hay de revolucionario) y las naciones (que temen lo que tiene de conquistador).

  • La construcción del Gran Imperio

Napoleónd debe luchar contra el Imperio Austríaco para realizar el ideal de continuidad de Europa; contra Gran Bretaña para conseguir la unidad; y contra Rusia para delimitar el espacio geográfico en el que pretende edificar su imperio de occidente.

En 1805, estas tres potencia firman la Tercera Coalición. Napoleón amenaza a Austria en su calidad de emperador; amenaza el Antiguo Régimen allí donde existe en su calidad de revolucionario; y amenaza a Gran Bretaña por su política expansionista que rompe los acuerdos de Amiens.

Napoleón es derrotado por Inglaterra en el mar (Trafalgar, 1805) pero vence a Austria y Rusia conjuntamente en Austerlitz, obligándolas a firmar la paz de Presburgo. Miembros de la dinastía Bonaparte son puestos a la cabeza de reinos conquistados, a la vez que crea la Confederación de Rhin bajo su protección directa lo que supone el fin del Sacro Imperio Romano Germánico.

  • El Bloqueo Continental

El Gran Imperio de Napoleón constituía una federación de Estados cuyo objeto, según Godechot, era cerrar Europa a los productos ingleses y forzar a Inglaterra a capitular mediante el bloqueo continental.

En 1807 se firma la Paz de Tilsit entre Napoleón y el zar Alejandro I de Rusia por el que Europa se dividía entre dos grandes Imperios, como era el deseo de Napoleón.

Solo quedaba por dominar Inglaterra a la cual combatirá por medios económicos (Inglaterra era una potencia de mar y Francia de tierra), decretando en 1806 la prohibición de los países del continente europeo de comerciar con Inglaterra, es lo que se conoce como bloqueo continental. Esto provocó el descontento de la burguesía que ve disminuir sus negocios.

  • Declive y caída del Imperio

A partir de 1812 el Gran Imperio entra en declive. En España se inicia el repliegue. La Campaña de Rusia, a mediados de este año, se salda con un gran fracaso. Además, las potencias europeas, aprovechando la coyuntura, forman la Sexta Coalición, venciendo al emperador en de Leipzig (Batalla de las Naciones, 1813).

En 1814 los aliados entran en París. El 11 de Abril Napoleón abdica sin condiciones y es desterrado a la isla de Elba. El 30 de Mayo, el nuevo rey Luis XVIII, firma la paz con los coaligados.

Tres son los errores cometidos por Napoleón y que ayudan a explicar su caída:

– Error religioso: entendió la religión como fuerza política. Quiso la unidad de los diferentes pueblos sin atender a sus diferentes religiones lo que provocará la rebeldía de estos.

En 1807 ocupa los Estados Pontificios lo que supone su excomunión por Pío VII y la consiguiente repulsa de los católicos.

– Error nacional: Napoleón no tuvo en cuenta el sentimiento nacional de los pueblos que invadía y conquistaba. Como revolucionario estimula el nacionalismo de los diversos pueblos europeos, pero como emperador los someterá a su control.

– Error estratégico: las distancias y las comunicaciones ente la guerra en España y en Rusia; el bloqueo continental que resultó ineficaz porque no contó previamente con un Continente perfectamente edificado.

Entre marzo y junio de 1815, Napoleón consigue de nuevo resucitar el Imperio. Es lo que se conoce como «El Imperio de los Cien Días». Será aclamado por el pueblo aprovechando las discordias entre los aliado y el descontento de los franceses (ocupación extranjera, intento de restaurar el Antiguo Régimen).

Napoléon será vencido definitivamente en Wateloo (18-VI-1815), siendo confinado en la Isla de Santa Elena donde muere en 1821.

C. La difusión de la Revolución

La expansión de la Revolución Francesa comenó ideológica y territorialmente desde el momento en que los girondinos inician la guerra con Europa en 1792. Entre esta fecha y 1797, Francia ocupa Holanda, incorpora a su territorio a Bélgica y toda la orilla izquierda del Rhin y establece Repúblicas aliadas de Francia en el norte de Italia, gracias a las campañas de Napoleón.

Será precisamente durante el Imperio napoleónico cuando, tras la forma externa de una tiranía, los ejércitos de Napoleón exporten los principios de la Revolución Francesa a toda Europa, principios que aún inspiran la vida política de este continente.

Deja una respuesta