Apuntes sobre las fuentes de energía

La energía es fundamental para el desarrollo económico de un país y para el bienestar de su población. Su consumo y demanda es muy grande en los países desarrollados.

Definición y tipos

Se entiende por energía la capacidad de producir trabajo. La energía es necesaria para que la industria pueda funcionar y realizar la transformación de las materias primas en productos elaborados.

Las fuentes de energía pueden ser renovables o no renovables:

  • Fuentes de energía renovables. También llamadas alternativas, son aquellas que no se agotan, pues existen en la naturaleza en cantidades ilimitadas. Este es el caso del Sol (energía solar), el agua (energía hidráulica), el viento (energía eólica), las mareas (energía mareomotriz), la materia orgánica (biomasa) y el calor interno de la Tierra (energía geotérmica).
  • Fuentes de energía no renovables. También llamadas convencionales, son las que se pueden agotar porque tardan mucho tiempo en regenerarse, más que el ritmo al que se consumen; suelen ser muy contaminantes y su explotación es costosa. Es el caso de los combustibles fósiles: el carbón, el petróleo y el gas natural, que se originan por la descomposición durante millones de años de restos vegetales, animales marinos y fitoplancton, respectivamente. La energía nuclear, causada por la fisión (división) del átomo de uranio, tampoco es renovable y presenta dos graves inconvenientes: la posibilidad de que se produzcan fugas de radiactividad en las centrales y el almacenamiento de los residuos que genera el uranio y que permanecen radiactivos durante miles de años.

Hoy, la mayor parte de la energía que se consume procede de los combustibles fósiles, sobre todo del petróleo, y de la energía nuclear.

Por su parte, las fuentes renovables tienen la ventaja de ser limpias y la producción de la energía es barata. Algunas son poco rentables, pues las infraestructuras que necesitan son caras (presas, aerogeneradores…) y la cantidad de energía que producen es pequeña y depende de factores naturales.

Ventajas e inconvenientes

Los combustibles fósiles no son renovables, son muy contaminantes y su explotación es costosa.

La energía nuclear es limpia, es decir, no contamina, pero presenta dos graves inconvenientes: la posibilidad de que se produzcan fugas de radiactividad y el almacenamiento de los residuos que genera el uranio y que permanecen radiactivos durante miles de años.

Por su parte, las fuentes renovables tienen la ventaja de ser limpias y la producción de la energía es barata. Algunas son poco rentables, pues las infraestructuras que necesitan son caras (presas, aerogeneradores…) y la cantidad de energía que producen es pequeña y depende de factores naturales.

Distribución de las fuentes de energía

Los procesos geológicos que ha sufrido la Tierra a lo largo del tiempo han provocado una desigual distribución de los minerales energéticos. Los principales minerales energéticos, es decir, capaces de producir energía, son el petróleo, el gas natural, el carbón y el uranio.

  • Petróleo. Es la principal fuente de energía en la actualidad. Oriente Medio suministra casi un tercio del que se consume en el mundo y alberga algo más del 65 % de las reservas totales. Los principales productores se han unido en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP): Arabia Saudí, Argelia, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Irán, Irak, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar y Venezuela. Otros destacados productores son Estados Unidos, Rusia y Reino Unido, pero su producción se destina al mercado interno. Hay reservas en el mar del Norte y Canadá, pero su extracción resulta muy cara.
  • Carbón. Gran parte de la energía eléctrica que se consume procede de la quema del carbón. Se distinguen varios tipos de carbón en función de sus características; los más importantes son el lignito, la hulla y la antracita. Este último tipo es el más valorado por su alto poder calórico y por ser poco contaminante. Los principales productores de carbón son China y Estados Unidos.
  • Gas natural. Su área de localización suele coincidir con la del petróleo. Rusia y Oriente Medio poseen las tres cuartas partes de las reservas mundiales. Actualmente, los mayores productores son Estados Unidos y Rusia. Pero mientras que Rusia puede autoabastecerse y exportar, Estados Unidos necesita importar el gas canadiense.
  • Uranio. Algunas rocas concentran una cantidad importante de uranio que se puede explotar para producir energía nuclear. Los principales productores de uranio del mundo son: Canadá, Australia, Níger, Namibia, Rusia, Uzbekistán, Estados Unidos y Kazajstán.

Fuentes minerales de energía

Los principales minerales energéticos, es decir, capaces de producir energía, son el petróleo, el gas natural, el carbón y el uranio.

  • Petróleo y gas natural. Son materias primas minerales fósiles, que suelen producirse lejos de los centros de consumo y es necesario transportarlas a miles de kilómetros. El transporte se realiza de dos maneras: a través de una enorme red de cañerías, llamadas gasoductos si transportan gas y oleoductos si llevan petróleo, o con buques especializados, los metaneros para el gas y petroleros para el petróleo.
    Los países productores intentan controlar y regular el mercado del petróleo y con este objetivo varios de ellos crearon en 1960 la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que controla alrededor del 80 % de las reservas mundiales.
    El petróleo requiere un proceso de refinado para poder ser utilizado y son las empresas occidentales las que controlan principalmente ese proceso.
  • Carbón. Gran parte de la energía eléctrica que se consume procede de la quema del carbón en centrales térmicas. Se distinguen varios tipos de carbón en función de sus características: el lignito, la hulla y la antracita. Este último tipo es el más valorado por su alto poder calórico y por ser poco contaminante. Los principales productores de carbón son China y Estados Unidos.
  • Uranio. Algunas rocas concentran una cantidad importante de uranio, que se puede explotar para producir energía en las centrales nucleares. El uranio es altamente contaminante y un problema sin resolver es el almacenamiento a largo plazo de los residuos radiactivos. Los principales productores del mundo en 2009 fueron: Kazajstán, Canadá, Australia, Namibia y Rusia. La energía nuclear tiene mucha importancia en países como Estados Unidos y Francia, mientras que en España se han cerrado varias centrales en los últimos años; en el mundo había unas 450 centrales operativas en 2010.

Fuente: http://www.kalipedia.com/geografia-general/tema/geografia-economica/fuentes-energia.html?x=20070417klpgeogra_158.Kes

Deja una respuesta