Apuntes sobre los movimientos migratorios

En el mundo actual, alrededor de 210 millones de personas viven fuera de sus lugares de origen, y el 60 % de los emigrantes del planeta se concentran en países desarrollados.

Emigrantes e inmigrantes

Los movimientos migratorios son aquellos desplazamientos de población que conllevan un cambio de residencia. En los dos últimos siglos, las migraciones han adquirido una dimensión sin precedentes. Existen muchas posibles causas, tipos, duración, características… que se resumen en dos sentidos: movimiento de salida, denominado emigración, y movimiento de entrada o llegada de población, llamado inmigración.

La persona que se marcha de su lugar de residencia es un emigrante para los que se quedan en su lugar de origen. Esta misma persona es considerada inmigrante cuando llega al país de destino.

Causas de las migraciones

Desde su origen, el ser humano ha realizado movimientos migratorios: primero fue nómada y se desplazaba en busca de alimento. Hoy, las personas migran por razones muy diferentes.

  • Causas naturales. Las catástrofes naturales (inundaciones, terremotos, sequías, etc.) pueden motivar desplazamientos de población.
  • Causas sociales. Son las más importantes. Se emigra por causas políticas (persecuciones, guerras), por causas religiosas (expulsión de los moriscos de España, por ejemplo) y, sobre todo, por causas económicas (existencia de un alto índice de paro en el lugar de origen, esperanza de obtener mejores salarios, búsqueda de mejor nivel de vida, etc.).

Tipos de migraciones

Los flujos migratorios se pueden clasificar en función de diversos criterios:

  • Según el carácter: migraciones forzadas y voluntarias. Entre las forzadas cabe destacar la trata de esclavos negros y su traslado de África a América entre los siglos xvi y xix, o las actuales de refugiados y desplazados. Las migraciones de tipo económico se consideran voluntarias.
  • Según la duración del desplazamiento: migraciones temporales y definitivas. En las temporales se produce el regreso al territorio de origen al cabo de un tiempo, mientras que, en el segundo caso, el emigrante permanece en el país de destino. Un caso especial son los desplazamientos temporales ligados con la agricultura (estacionales).
  • Según el número de personas que emigran: migraciones individuales o familiares.
  • Según el lugar de destino: migraciones nacionales (interiores) e internacionales (exteriores). Las migraciones nacionales son las que se producen dentro del propio país; por ejemplo, los desplazamientos de la población campesina hacia las ciudades (éxodo rural) y aquellos que se producen después de la jubilación hacia el pueblo originario. Las migraciones internacionales son las que tienen como destino un país extranjero.

Las migraciones interiores

En la actualidad, las migraciones interiores difieren entre unas regiones y otras:

  • En los países en desarrollo predominan los desplazamientos de campesinos hacia las ciudades (éxodo rural).
  • En los países desarrollados destacan los traslados ligados a la jubilación. Se producen desde las grandes ciudades a zonas con climas y paisajes benignos.

Las migraciones interiores pueden provocar fuertes desequilibrios regionales, pues gran parte del territorio queda vacío, mientras que la población y las actividades económicas se concentran en muy pocas zonas.

Las migraciones internacionales

En 2010, el 3,1 % de la población mundial, unos 210 millones de personas, viven en un lugar distinto de su país de origen. El 60 % de los inmigrantes se asientan en los países más desarrollados; de hecho, una de cada 10 personas que vive hoy en estos países es inmigrante.

Existen tres flujos claramente diferenciados:

  • Personas que se desplazan desde países menos desarrollados a países desarrollados. La mayor parte son trabajadores poco cualificados, que se ocupan de labores poco valoradas y mal pagadas en los países de destino: labores del campo, servicio doméstico, limpieza, hostelería, entre otras. Estas migraciones están estabilizándose en los últimos años.
  • Flujos de personas entre los países desarrollados. Generalmente, son personas cualificadas que no encuentran trabajo, buscan mejorarlo o son destinados por sus empresas a trabajar en el extranjero.
  • Flujos de personas entre países poco desarrollados. En los últimos años, son los desplazamientos que más crecen.

En Europa residen alrededor de 70 millones de inmigrantes. Gran parte de ellos proceden de países del propio continente europeo, concretamente de la zona oriental. También son numerosos los inmigrantes que proceden de los países menos desarrollados del sudeste asiático, África e Iberoamérica .

Fuente: http://www.kalipedia.com/geografia-general/tema/geografia-poblacion/movimientos-migratorios.html?x=20070417klpgeogra_58.Kes

Deja una respuesta