Apuntes sobre el sector secundario

El sector secundario comprende las actividades económicas que permiten la transformación de materias primas en otros productos que puedan satisfacer las necesidades humanas. Estas actividades son la industria, la minería, la producción de energía y la construcción.

  • La industria es la actividad mayoritaria dentro del sector secundario. Transforma las materias primas en productos elaborados (aquellos que son aptos para el consumo directo), o en productos semielaborados (aquellos que son utilizados como materias primas en un nuevo proceso industrial. Esos productos que elabora la industria se denominan manufacturas. Para llevar a cabo su actividad, la industria necesita materias primas, fuentes de energía y factores de producción:
  • Las materias primas son los productos naturales que la industria transforma en productos elaborados.
  • Las fuentes de energía son los recursos naturales que proporcionan la fuerza necesaria para mover las máquinas y llevar a cabo el proceso de transformación industrial.
  • Los factores de producción, son los trabajadores o mano de obra, el capital y la tecnología.
  • La minería se dedica a localizar, extraer y refinar las rocas y los minerales que se encuentran en el suelo y en el subsuelo. Para realizar esta actividad se requiere de:
  • Métodos de prospección para localizar los minerales.
  • Técnicas de extraccion, que son distintas si los minerales se encuentran en yacimientos a cielo abierto o en yacimientos subterráneos o minas.
  • Sistemas de refino, para separar el material utilizable (mena) de la roca que lo contiene (ganga).
  • La producción de energía transforma las fuentes de energía en formas de energía, como el calor o la electricidad, que permiten realizar un trabajo. Para ello requiere de grandes inversiones y amplias instalaciones, las llamadas centrales energéticas, especializadas en cada tipo de fuente de energía: centrales térmicas, nucleares, eólicas, solares, hidráulicas, etcétera.
  • La construcción crea diferentes tipos de estructuras (edificios) e infraestructuras (carreteras, puentes, presas, etc). Para ello necesita proyectos y materiales de construcción, como el acero y el hormigón, que son los más utilizados en la actualidad.

Apuntes sobre la industria en la era de la globalización

Grandes regiones industriales del mundo

Actualmente, la industria está muy concentrada en tres grandes regiones: Estados Unidos, la Unión Europea y el este y el sureste asiáticos.

Zonas industriales del mundo

En el mundo se distinguen varias grandes regiones industriales:

  • Estados Unidos. Es la primera potencia industrial del mundo, debido a varias causas combinadas: cuenta con abundantes materias primas, capital, un alto nivel tecnológico, mano de obra cualificada, adecuadas infraestructuras y un importante mercado interior; además, es el centro de las finanzas mundiales.
  • UE. Su producción tiene amplias perspectivas de crecimiento tras la adhesión de los últimos países y está muy diversificada.
  • Este y sureste asiáticos. El poderío industrial de Japón se ha basado en la abundante y cualificada mano de obra, el alto nivel tecnológico y una agresiva política comercial. Su industria es moderna y se sitúa a la vanguardia de la tecnología. Destaca en la fabricación de barcos, automóviles, acero y artículos electrónicos.

El resto de las regiones (Singapur, Corea del Sur, Malaysia, China, India, Tailandia…) se han industrializado más recientemente, basándose en la existencia de mano de obra abundante y barata, así como en las ventajas fiscales y financieras que ofrecen los gobiernos para instalar las fábricas. Así consiguen ser muy competitivos y absorber gran parte de los procesos productivos que antes se localizaban en Japón y Europa.

Desde hace unos años se han creado otras áreas industriales de importancia mundial en Brasil, Argentina, Perú, Australia, Rusia, Sudáfrica y algunos puntos del golfo Pérsico.

Una industrialización selectiva

Los siguientes factores ayudan a comprender por qué unas zonas del mundo están más industrializadas que otras.

  • Los países desarrollados tienen una industria potente. Son países con una gran estabilidad política, con capital suficiente para invertir en fábricas y en nuevas tecnologías, con buenas infraestructuras de transporte, con mano de obra cualificada y unos habitantes que son grandes consumidores. En estos países tienen sus sedes las principales empresas industriales del mundo y se concentra la producción de los sectores que emplean más tecnología.
  • Algunos países se han convertido en potencias emergentes gracias a una rápida industrialización. Es el caso de China, India, Brasil, México…, que cuentan con gobiernos estables y con una mano de obra barata cada vez más cualificada. Están especializados en industrias de contenido tecnológico bajo, aunque cada vez invierten más en I+D.
  • La ausencia de estabilidad política explica en gran medida por qué muchos países de África, América Latina y Asia siguen sin industrializarse, a pesar de ofrecer mano de obra barata y recursos naturales abundantes. Solo hay algunos «oasis» industriales en determinadas zonas, como, por ejemplo, las áreas portuarias.

Nueva forma de organización del trabajo

El desarrollo de nuevas tecnologías (informática, Internet) ha tenido un fuerte impacto en la organización del trabajo. La facilidad e inmediatez de las comunicaciones y el abaratamiento de los transportes facilitan que una misma empresa divida su proceso productivo entre varias localidades, regiones de un mismo país e, incluso, entre distintos países. En un sitio se realizan los procesos de I+D, en otro lugar se lleva el control financiero y comercial, en un tercero se realiza la producción propiamente dicha, etc.

Las empresas localizan cada fase del proceso industrial en el lugar más ventajoso para esa fase concreta. Los procesos de producción son globales y las tareas se separan espacialmente (deslocalización) y se subcontratan (externalización). Por ejemplo, los procesos de I+D se suelen situar en los países desarrollados que cuentan con una mano de obra formada; los procesos productivos que requieren gran cantidad de mano de obra se sitúan en los países con salarios más bajos y menor peso de los sindicatos; y las actividades más contaminantes buscan naciones con una legislación medioambiental escasa .

Apuntes sobre tipos de industria y espacios industriales

En función de los productos que fabrican, hay que distinguir entre la industria pesada y la industria ligera. Desde un punto de vista tecnológico, se diferencian las industrias tradicionales y las de alta tecnología.

Industrias pesadas

Las industrias pesadas se encargan de convertir las materias primas en otros productos de mayor valor. Para llevar a cabo esta transformación necesitan grandes cantidades de materias primas y de energía, y exigen enormes y complejas instalaciones industriales. Generalmente, se localizan cerca de los centros de extracción de las materias primas o junto a los puertos donde esas materias llegan desde sus lugares de origen.

Las industrias pesadas pueden ser de dos tipos:

  • Las industrias básicas. Realizan una primera transformación de las materias primas en productos semielaborados, que luego servirán para que otras industrias puedan hacer sus manufacturas. Las principales son: la siderúrgica, que convierte el hierro en acero; la metalúrgica, que transforma los minerales metálicos en metales o aleaciones, como, por ejemplo, la bauxita en aluminio; la química de base y la petroquímica, que utilizan los combustibles fósiles para obtener plásticos, ácidos y gasolina; y la cementera, que transforma rocas, como arcillas y calizas, en materiales para la construcción.
  • Las industrias de bienes de equipo. Transforman los productos semielaborados de las industrias básicas en útiles para otras industrias, como maquinaria y herramientas, material de transporte, madera… Destacan las mecánicas y las de la construcción. Son industrias muy contaminantes .

Industrias ligeras

Las industrias ligeras, también llamadas de bienes de consumo, son las que proporcionan productos elaborados al consumidor. Pueden partir de la transformación de materias primas directas, como los productos agrarios, o de productos que están ya semielaborados por las industrias de base. Suelen consumir menor cantidad de materias primas y de energía que las industrias pesadas. Se localizan cerca de los centros de consumo para tener un acceso fácil a los mercados de venta.

Las industrias ligeras más importantes son:

  • La industria del automóvil. Fabrica vehículos de uso industrial o particular y potencia el desarrollo de industrias auxiliares (fabricación de piezas).
  • La industria química de gran consumo dedicada a la elaboración de cosméticos, productos farmacéuticos, detergentes, etc.
  • La industria textil. Elabora tejidos a partir de las fibras naturales, como el lino o el algodón, y de las fibras de origen artificial facilitadas por la industria química, como el nailon y el rayón.
  • La industria electrónica. Realiza productos muy variados: ordenadores, calculadoras, relojes, televisores, etc.
  • La industria alimentaria. Utiliza productos agropecuarios y de la pesca para transformarlos en alimentos. Destacan las industrias conserveras, de bollería, de productos lácteos, de comidas preparadas, etc.

Son industrias menos contaminantes que las pesadas.

Industrias desde un punto de vista tecnológico

Las industrias de alta tecnología son industrias muy recientes, como las informáticas, las de telecomunicaciones, las de energías renovables y las biotecnológicas. Muestran un gran crecimiento y productividad, y se localizan generalmente en los países más desarrollados.

Las industrias tradicionales, sin embargo, tienen menor nivel tecnológico. En la actualidad, los territorios donde se ubican estas industrias tradicionales tienen problemas por su falta de competitividad en el mercado. Algunos sectores tradicionales (naval, textil, siderúrgico) están sufriendo procesos de reconversión en los países desarrollados.

Fuente: http://www.kalipedia.com/geografia-general/tema/geografia-economica/tipos-industria.html?x=20070417klpgeogra_165.Kes

Apuntes sobre la actividad industrial y su evolución

La industria comprende las actividades de transformación de materias primas en productos elaborados de forma masiva en las fábricas. Estas aparecieron con la revolución industrial, que se inició en Inglaterra a finales del siglo XVIII.

Concepto y origen de la industria

Las actividades industriales incluyen todos los procesos y técnicas que transforman las materias primas en productos elaborados. Aunque a lo largo de la historia siempre ha existido la fabricación de útiles, solo se tiende a considerar como actividades industriales a aquellas destinadas a alcanzar una producción masiva.

Los antecedentes de la industria fueron los talleres artesanos y las manufacturas.

  • Los talleres tuvieron su apogeo en la Edad Media y la Edad Moderna. Cada taller empleaba a unos pocos artesanos, que elaboraban los productos en todas sus fases, utilizando herramientas muy simples. Las producciones se vendían generalmente en el mercado local. En la actualidad es una actividad residual en los países desarrollados, pero subsiste en los menos desarrollados.
  • Las manufacturas surgieron en el siglo XVII. Eran talleres de gran tamaño que realizaban productos de calidad (porcelanas, tapices) para su posterior venta en un mercado nacional e internacional.

La industria como tal surgió en uno de los procesos históricos más relevantes de la historia de la humanidad: la revolución industrial, en el último cuarto del siglo XVIII. Aparecieron las fábricas, cuya producción se caracterizaba por tres elementos:

  • El uso de máquinas, que consumen gran cantidad de energía. Las industrias poco tecnificadas, como por ejemplo la textil y la del cuero, siguen empleando métodos de producción casi artesanales y mucha mano de obra.
  • La especialización de la mano de obra. Se implanta la división del trabajo, que se reparte en tareas pequeñas, y cada trabajador se especializa en una, por lo que no realiza el producto completo.
  • La inversión de gran cantidad de capital para sufragar los salarios, los costes de mantenimiento y las inversiones en investigación.

En ese proceso se distinguen tres etapas: la primera revolución industrial, que comenzó hacia 1780; la segunda revolución industrial, que se inició en torno a 1870; y la tercera revolución industrial, que arranca en la década de 1970 y continúa en la actualidad.

Primera y segunda revolución industrial

Las dos primeras revoluciones industriales cambiaron la producción:

  • Empezaron a utilizarse nuevas fuentes de energía: primero, el vapor de agua y el carbón y, en la segunda fase, la electricidad y el petróleo. Estas energías eran capaces de mover grandes máquinas.
  • Aparecieron las fábricas, grandes centros con muchos operarios, en los que había máquinas. En ellas, los obreros no elaboraban el producto completo, sino que el trabajo se dividía en diferentes tareas y cada obrero se especializaba en una de ellas. Este sistema de trabajo, junto al empleo de máquinas, permitió aumentar la producción y abaratar los precios de los productos.

Las industrias clave de la primera fase de la industrialización fueron la textil y la siderúrgica (producción de hierro). A partir de 1870 se desarrollaron nuevas industrias, como la química y la eléctrica.

La revolución industrial impulsó otra revolución: la de los transportes. En 1819, un barco de vapor cruzó por primera vez el océano Atlántico y en 1825 se construyó en Inglaterra la primera línea de ferrocarril.

Inglaterra lideró la primera revolución industrial. Las innovaciones de la segunda fase se produjeron sobre todo en Alemania y en Estados Unidos, que pasó a convertirse en la gran potencia económica del mundo en el siglo XX.

La industrialización se acompañó de otros cambios fundamentales:

  • La emigración masiva de los campesinos a las ciudades en busca de un trabajo en las fábricas.
  • El crecimiento de las ciudades y la aparición de otras nuevas.
  • El incremento de la contaminación causado por la actividad industrial.
  • El aumento de las desigualdades entre países. El desarrollo industrial se convirtió en el principal elemento diferenciador entre las zonas desarrolladas y las subdesarrolladas. Mientras Europa occidental, Estados Unidos y Japón se industrializaban, la mayor parte de África, Asia e Iberoamérica se mantenían ajenas a estos cambios hasta finales del siglo XX.

Apuntes sobre las fuentes de energía

La energía es fundamental para el desarrollo económico de un país y para el bienestar de su población. Su consumo y demanda es muy grande en los países desarrollados.

Definición y tipos

Se entiende por energía la capacidad de producir trabajo. La energía es necesaria para que la industria pueda funcionar y realizar la transformación de las materias primas en productos elaborados.

Las fuentes de energía pueden ser renovables o no renovables:

  • Fuentes de energía renovables. También llamadas alternativas, son aquellas que no se agotan, pues existen en la naturaleza en cantidades ilimitadas. Este es el caso del Sol (energía solar), el agua (energía hidráulica), el viento (energía eólica), las mareas (energía mareomotriz), la materia orgánica (biomasa) y el calor interno de la Tierra (energía geotérmica).
  • Fuentes de energía no renovables. También llamadas convencionales, son las que se pueden agotar porque tardan mucho tiempo en regenerarse, más que el ritmo al que se consumen; suelen ser muy contaminantes y su explotación es costosa. Es el caso de los combustibles fósiles: el carbón, el petróleo y el gas natural, que se originan por la descomposición durante millones de años de restos vegetales, animales marinos y fitoplancton, respectivamente. La energía nuclear, causada por la fisión (división) del átomo de uranio, tampoco es renovable y presenta dos graves inconvenientes: la posibilidad de que se produzcan fugas de radiactividad en las centrales y el almacenamiento de los residuos que genera el uranio y que permanecen radiactivos durante miles de años.

Hoy, la mayor parte de la energía que se consume procede de los combustibles fósiles, sobre todo del petróleo, y de la energía nuclear.

Por su parte, las fuentes renovables tienen la ventaja de ser limpias y la producción de la energía es barata. Algunas son poco rentables, pues las infraestructuras que necesitan son caras (presas, aerogeneradores…) y la cantidad de energía que producen es pequeña y depende de factores naturales.

Ventajas e inconvenientes

Los combustibles fósiles no son renovables, son muy contaminantes y su explotación es costosa.

La energía nuclear es limpia, es decir, no contamina, pero presenta dos graves inconvenientes: la posibilidad de que se produzcan fugas de radiactividad y el almacenamiento de los residuos que genera el uranio y que permanecen radiactivos durante miles de años.

Por su parte, las fuentes renovables tienen la ventaja de ser limpias y la producción de la energía es barata. Algunas son poco rentables, pues las infraestructuras que necesitan son caras (presas, aerogeneradores…) y la cantidad de energía que producen es pequeña y depende de factores naturales.

Distribución de las fuentes de energía

Los procesos geológicos que ha sufrido la Tierra a lo largo del tiempo han provocado una desigual distribución de los minerales energéticos. Los principales minerales energéticos, es decir, capaces de producir energía, son el petróleo, el gas natural, el carbón y el uranio.

  • Petróleo. Es la principal fuente de energía en la actualidad. Oriente Medio suministra casi un tercio del que se consume en el mundo y alberga algo más del 65 % de las reservas totales. Los principales productores se han unido en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP): Arabia Saudí, Argelia, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Irán, Irak, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar y Venezuela. Otros destacados productores son Estados Unidos, Rusia y Reino Unido, pero su producción se destina al mercado interno. Hay reservas en el mar del Norte y Canadá, pero su extracción resulta muy cara.
  • Carbón. Gran parte de la energía eléctrica que se consume procede de la quema del carbón. Se distinguen varios tipos de carbón en función de sus características; los más importantes son el lignito, la hulla y la antracita. Este último tipo es el más valorado por su alto poder calórico y por ser poco contaminante. Los principales productores de carbón son China y Estados Unidos.
  • Gas natural. Su área de localización suele coincidir con la del petróleo. Rusia y Oriente Medio poseen las tres cuartas partes de las reservas mundiales. Actualmente, los mayores productores son Estados Unidos y Rusia. Pero mientras que Rusia puede autoabastecerse y exportar, Estados Unidos necesita importar el gas canadiense.
  • Uranio. Algunas rocas concentran una cantidad importante de uranio que se puede explotar para producir energía nuclear. Los principales productores de uranio del mundo son: Canadá, Australia, Níger, Namibia, Rusia, Uzbekistán, Estados Unidos y Kazajstán.

Fuentes minerales de energía

Los principales minerales energéticos, es decir, capaces de producir energía, son el petróleo, el gas natural, el carbón y el uranio.

  • Petróleo y gas natural. Son materias primas minerales fósiles, que suelen producirse lejos de los centros de consumo y es necesario transportarlas a miles de kilómetros. El transporte se realiza de dos maneras: a través de una enorme red de cañerías, llamadas gasoductos si transportan gas y oleoductos si llevan petróleo, o con buques especializados, los metaneros para el gas y petroleros para el petróleo.
    Los países productores intentan controlar y regular el mercado del petróleo y con este objetivo varios de ellos crearon en 1960 la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que controla alrededor del 80 % de las reservas mundiales.
    El petróleo requiere un proceso de refinado para poder ser utilizado y son las empresas occidentales las que controlan principalmente ese proceso.
  • Carbón. Gran parte de la energía eléctrica que se consume procede de la quema del carbón en centrales térmicas. Se distinguen varios tipos de carbón en función de sus características: el lignito, la hulla y la antracita. Este último tipo es el más valorado por su alto poder calórico y por ser poco contaminante. Los principales productores de carbón son China y Estados Unidos.
  • Uranio. Algunas rocas concentran una cantidad importante de uranio, que se puede explotar para producir energía en las centrales nucleares. El uranio es altamente contaminante y un problema sin resolver es el almacenamiento a largo plazo de los residuos radiactivos. Los principales productores del mundo en 2009 fueron: Kazajstán, Canadá, Australia, Namibia y Rusia. La energía nuclear tiene mucha importancia en países como Estados Unidos y Francia, mientras que en España se han cerrado varias centrales en los últimos años; en el mundo había unas 450 centrales operativas en 2010.

Fuente: http://www.kalipedia.com/geografia-general/tema/geografia-economica/fuentes-energia.html?x=20070417klpgeogra_158.Kes

Apuntes sobre las materias primas

Las materias primas constituyen una importante fuente de ingresos. No obstante los países ricos monopolizan los capitales y la tecnología necesarios para explotarlas, mientras que las naciones pobres, que albergan más del 50 % de los recursos, carecen de ellos.

Las materias primas son los productos de origen vegetal, animal o mineral que pueden ser transformados y utilizados por la industria para elaborar otros productos.

Según su origen, las materias primas se pueden clasificar en:

  • Materias primas vegetales, como la madera o el algodón, con los que se fabrican muebles y tejidos.
  • Materias primas animales, como la piel y la leche de las vacas.
  • Materias primas minerales, que a su vez se clasifican en:
    • Minerales metálicos, como el hierro o el cobre, que utilizan industrias como la metalúrgica.
    • Minerales metálicos, como el hierro o el cobre, que utilizan industrias como la metalúrgica.
    • Minerales energéticos, como el carbón, el gas, el petróleo y el uranio.

Las materias primas minerales se localizan en el subsuelo y constituyen un importante pilar del desarrollo industrial; la minería permite extraerlas .

Distribución de las materias primas minerales

Los continuos procesos geológicos que ha experimentado la Tierra han provocado una desigual distribución de los minerales. La riqueza mineral del subsuelo ha sido aprovechada desde tiempos remotos. Cuando un mineral se encuentra en cantidades muy superiores a las normales se considera un yacimiento y se considera la posibilidad de su explotación.

Pero la explotación de un yacimiento no es rentable siempre: debe haber una concentración suficiente que permita su extracción a medio y largo plazo, debe tratarse de un mineral que tenga un precio que sea superior a los costes de extracción y debe existir una demanda importante.

Minerales metálicos, no metálicos y rocas industriales

Existe una gran variedad de minerales no energéticos y rocas, a los que hemos sabido dar múltiples usos, y, probablemente, otras aplicaciones estén aún por descubrir.

El hierro, el cobre, el aluminio, el plomo, el cinc, el níquel, el oro… son minerales metálicos. Entre los minerales no metálicos y rocas industriales se encuentran el feldespato, la mica, el azufre, la sal, la fluorita, el cuarzo, el caolín, el yeso, el granito, la caliza…

Los más importantes por su valor y sus usos son los siguientes:

  • Hierro. La mayor parte de este mineral se emplea para producir acero. Es la base de la industria siderúrgica y un elemento fundamental para la industria de bienes de equipo, construcción, fabricación de barcos, automóviles, etc. Los mayores productores de mineral de hierro son: Brasil, China, Australia, India y Rusia. • Bauxita. Es la principal fuente de aluminio, que, como el hierro, es uno de los elementos metálicos más abundantes. Por sus propiedades (ligero, buen conductor térmico, resistente a la corrosión, fácil de reciclar…), está presente en numerosos sectores, como la construcción, la aeronáutica, la industria mecánica, de envasado, etc. Los mayores yacimientos de bauxita se localizan en países subtropicales, como Australia, Brasil, India, China, Guinea, Indonesia y Jamaica, etc. Pero los principales productores de aluminio son China, Rusia, Canadá, Estados Unidos y Australia.
  • Cobre. Es un excelente conductor de la electricidad y un mineral dúctil, es decir, que se puede deformar sin romperse y convertirse en alambres o hilos. Por eso, es fundamental para la distribución de la energía eléctrica. El principal país productor y exportador de cobre es, con diferencia, Chile. Otros productores importantes son Perú, Estados Unidos, China, Australia, Indonesia y Rusia .

Fuente: http://www.kalipedia.com/geografia-general/tema/geografia-economica/materias-primas.html?x=20070417klpgeogra_155.Kes

Apuntes sobre el turismo

Se considera turismo un tipo especial de desplazamiento que se realiza fuera del entorno habitual y que incluye actividades cuyos fines pueden ser muy diversos: ocio, trabajo, educación, negocios, etc.

Evolución del turismo

Aunque desde hace siglos se puede hablar de la existencia de turistas, ha sido desde la década de 1950 cuando este fenómeno ha alcanzado un desarrollo sin precedentes. Anteriormente, el turismo se limitaba a los sectores aristocráticos y adinerados de la sociedad. Pero a partir de la fecha mencionada, en los países desarrollados se produjo un auténtico boom turístico. El crecimiento económico permitió la consolidación de las clases medias y, desde entonces, el turismo se ha convertido en un fenómeno de masas que no ha cesado de crecer.

A lo largo del siglo XX se pueden distinguir tres etapas en la evolución del turismo:

  • Décadas de los cincuenta y sesenta. En esta etapa se produjo un flujo masivo de turistas desde los países de Europa occidental hacia la costa del Mediterráneo y las estaciones de esquí. En esta fase tuvo gran importancia la popularización del automóvil.
  • Década de los setenta. En este período el abaratamiento del transporte aéreo, debido a los vuelos chárter y a los turoperadores, difundió el turismo a escala mundial.
  • Décadas de los ochenta y noventa. Con el final del siglo xx, el turismo experimentó un crecimiento espectacular en volumen de desplazamientos y en destinos. Pero la principal característica ha sido su diversificación, con nuevas actividades, como el turismo rural y el ecológico.

En la segunda década del siglo XXI ha proliferado el llamado turismo médico (operaciones de cirugía plástica y estética) en países que ofrecen estos tratamientos a un precio mucho más bajo, como Tailandia, Colombia…

Tipos de flujos turísticos

Existen distintas modalidades de turismo según el destino o la intencionalidad de los viajeros.

  • Turismo litoral o de playa. Se basa en la explotación de los recursos naturales del sol y del mar. Las infraestructuras se sitúan cercanas a las costas de los principales mares templados y cálidos. Junto a las actividades ligadas al sol y la playa, se han desarrollado otras, como los deportes acuáticos.
  • Turismo de montaña. Se pueden distinguir dos tipos. Por una parte, el turismo de montaña tradicional, en el que se unen la explotación de los valores ecológicos y paisajísticos de las áreas de montaña con el senderismo y algunos deportes de riesgo. Por otra, el turismo invernal o de esquí, basado en la nieve.
  • Turismo cultural y de compras. El crecimiento económico y el desarrollo de empresas en torno a la cultura y el recreo han determinado la aparición de nuevas fórmulas de turismo. Normalmente, este tipo se concentra en los cascos antiguos y monumentales de las grandes ciudades y en sus barrios comerciales.
  • Turismo rural. Está basado en la oferta de espacios tranquilos, donde el visitante puede relajarse frente a la tensión y la rutina de la gran ciudad.
  • Turismo orientado a la sanidad. Fue uno de los primeros en desarrollarse en el siglo XIX. Hoy día, la necesidad de espacios para relajarse y la promoción de vacaciones para la tercera edad lo han revitalizado. Se desarrolla principalmente en balnearios y estaciones termales.
  • Turismo religioso. En numerosas ocasiones, el desplazamiento de turistas tiene que ver con motivos religiosos. La Meca, Roma o Jerusalén son los tres destinos fundamentales.
  • Turismo de negocios y congresos. Se desarrolla principalmente en las capitales y en las grandes metrópolis regionales porque necesita buenas infraestructuras y comunicaciones. Allí se celebran congresos, reuniones, festivales y ferias que reúnen a numerosos visitantes.

Causas del aumento del turismo

El aumento del turismo es uno de los fenómenos sociales más importantes que se ha vivido en el último medio siglo. Este crecimiento continuado obedece a distintas causas:

  • El aumento del tiempo libre. Las personas disfrutan cada vez de mayor tiempo libre debido a las jubilaciones, las vacaciones pagadas y la reducción de las jornadas de trabajo.
  • El crecimiento de las rentas. Las clases medias de muchos países tienen sus necesidades básicas cubiertas y, gracias a ello, han aumentado su capacidad de gasto, lo que les permite invertir su dinero en viajes.
  • Las nuevas pautas de comportamiento. La necesidad de conocer otros lugares del mundo de los que se tienen noticias o referencias ha hecho que los viajes pasen a ser una forma habitual de ocupar el tiempo libre.
  • Las mejoras del transporte. La generalización de medios de transporte más rápidos y baratos posibilita el desplazamiento de más personas y a destinos cada vez más variados.
  • La liberalización en la circulación de las personas. La simplificación de los trámites en las fronteras y aduanas, o incluso su supresión, ha permitido facilitar la movilidad de viajeros entre los distintos países.

Factores naturales del turismo

Los aspectos paisajísticos son fundamentales para que un espacio sea atractivo. Los principales elementos naturales que se valoran son cuatro:

  • El relieve. Los grandes sistemas montañosos del planeta -Alpes, Pirineos, Montañas Rocosas, Andes o Himalaya- constituyen importantes zonas de atracción turística. En estos lugares se puede practicar senderismo o deportes de aventura como la escalada. Además, las grandes estaciones de esquí atraen cada año a millones de turistas.
  • El clima. Desempeña un papel decisivo. Influye especialmente en el caso del turismo de sol y playa, donde los viajeros buscan condiciones climáticas agradables. Por eso, los principales destinos turísticos se encuentran en las zonas cálidas de la Tierra.
  • La vegetación. En los últimos años ha crecido el número de espacios naturales protegidos y el de viajeros interesados en visitarlos. Es un turismo exigente con la conservación del equilibrio natural.
  • El agua. Quizá es el elemento más importante para convertir un espacio natural atractivo en un espacio turístico. Los ríos, lagos, embalses y, en especial, el mar son un importante factor de atracción.

Factores humanos del turismo

Para que un espacio pase a ser un lugar turístico son necesarias muchas intervenciones humanas, entre las que destacan las siguientes:

  • La construcción de infraestructuras y de equipamientos. La mayor accesibilidad de un lugar y la oferta de servicios de transporte, sanitarios, comerciales, etc., facilitan la estancia de los viajeros.
  • La oferta de alojamientos. La cantidad y calidad de las plazas hoteleras y sus servicios puede hacer variar la demanda existente.
  • La publicidad. Es fundamental la inversión de capital en la promoción de un determinado lugar, que lo haga conocido al público.
  • La intervención de empresas turísticas. Aunque en algunas ocasiones los turistas organizan libremente su viaje, la mayor parte del negocio turístico está concentrado en manos de los grandes mayoristas o tour operadores. Estos grandes grupos realizan todas las actividades necesarias para la contratación de un viaje: reservas de transportes y de hotel, organización de visitas, etc. La política de estos grupos fomenta unos u otros destinos turísticos.

Hay que tener en cuenta también que el atractivo que los diferentes países y regiones del mundo tienen para los viajeros es algo cambiante e inestable. Junto a los factores naturales y humanos anteriormente mencionados, el turismo depende de otros elementos incontrolables, como las guerras, el terrorismo o las crisis económicas.

El turismo y el espacio

El turismo internacional es una actividad relativamente reciente y en continuo crecimiento. En los últimos tiempos, los desplazamientos turísticos internacionales han pasado de los 25 millones anuales de la década de 1950 a más de 500 millones en los noventa y a unos 880 millones en el año 2009.

Lugares de procedencia

La mayor parte de los turistas proceden del mundo desarrollado. Es en estos países donde las personas tienen más disponibilidad de tiempo y, sobre todo, unos ingresos suficientes para costear los desplazamientos. Las tres cuartas partes de los gastos mundiales generados por el turismo tienen su origen en tan solo quince de estos países.

Estados Unidos es el país que más dinero gasta en turismo, seguido de algunos Estados de Europa occidental, y el que más ingresos obtuvo según la OMT 2010.

Grandes áreas de destino

Aunque el turismo se ha extendido por todo el mundo, las principales áreas turísticas son:

  • Europa. Es la principal zona de recepción de turistas del mundo. Más de la mitad del total de los desplazamientos internacionales se dirigen hacia Europa. Además de ciertas ciudades, como París, Londres, Roma…, dentro del continente, la región que recibe un mayor número de turistas es el Mediterráneo, uno de los lugares preferidos debido a sus playas, el clima, la variedad de paisajes, el arte, la cultura y la historia. Los países que más visitas recibieron en 2009 fueron Francia, con más de 80 millones de turistas, y España, con unos 60 millones. Otros países de importancia turística son Italia y Reino Unido. Actualmente, también está empezando a desarrollarse el turismo en los países de Europa del Este.
  • América del Norte y el Caribe. En los últimos treinta años el Caribe ha llegado a ser una de las zonas preferidas por los turistas por su clima y las playas. Los destinos más visitados son la península de Florida y la península de Yucatán (México), las Antillas y Cuba.
  • China y el sureste asiático. En las últimas décadas, China, Tailandia, Indonesia, Singapur, India… se han consolidado como países preferidos por el turismo internacional. Su valor más apreciado reside en el exotismo de sus costumbres, su cultura milenaria y la competitividad de sus precios en relación con el largo trayecto.
  • Oceanía. Australia y algunos archipiélagos del Pacífico, como Fiji y Samoa, constituyen otro de los focos de destino del turismo internacional, aunque el volumen de visitas todavía no alcance el de otros lugares.
  • Norte de África y Oriente Medio (Egipto, Marruecos, Arabia Saudí, Jordania…). El abaratamiento de los costes respecto al Mediterráneo europeo, la proximidad geográfica a países desarrollados, la oferta abundante de playas y espacios naturales poco alterados, las buenas condiciones climáticas durante todo el año y su importancia cultural han convertido a esta región en uno de los principales focos turísticos, en la que el turismo es una actividad económica prioritaria. El principal problema que presentan es la inseguridad debido al crecimiento del terrorismo .

Fuente: Kalipedia

Apuntes sobre el transporte

El transporte facilita los intercambios materiales y culturales, y hace desaparecer virtualmente las fronteras. Es un importante factor de desarrollo económico, que hace posible actividades nuevas y genera multitud de servicios.

La explosión del transporte

Los medios de transporte son un importante factor de desarrollo económico y facilitan los intercambios personales y materiales. Los países desarrollados disponen de una tupida red de transporte, mientras que los menos desarrollados tienen redes incompletas y medios de transporte anticuados.

Los medios de transporte evolucionaron lentamente hasta la revolución industrial. Durante el siglo XIX y principios del XX aparecieron nuevos medios y se perfeccionaron los ya existentes (barco, ferrocarril, automóvil, avión). Desde 1950, con la disminución de costes y el aumento de la velocidad y la seguridad, el transporte se generalizó.

Elementos del transporte

La conjunción de numerosos elementos materiales y humanos permite y facilita el transporte:

  • Las infraestructuras necesarias para el transporte: carreteras, autopistas, viaductos, vías férreas, túneles, canales, puertos, aeropuertos, oleoductos, gasoductos, tendidos eléctricos, líneas telefónicas, antenas de emisión herciana y satélites artificiales…
  • La compleja organización de las empresas ferroviarias, navieras, del transporte aéreo o por carretera para optimizar recursos y mejorar la seguridad, rapidez y comodidad.
  • La reglamentación y regulación jurídica de los transportes, en la que intervienen los distintos gobiernos directamente o a través de acuerdos internacionales.
  • Los medios de transporte: trenes, barcos, automóviles, aviones, etc .

El transporte terrestre

Hay dos tipos de transporte terrestre:

  • El transporte por carretera no experimentó apenas cambios hasta el desarrollo del automóvil. El automóvil trae consigo el crecimiento de las carreteras y autopistas, y su uso provoca la aparición de uno de los grandes problemas urbanos, que es la densidad de tráfico y la contaminación que genera. Su distribución es muy desigual: en Asia, Iberoamérica y África se sitúan solo el 10 % de las carreteras pavimentadas del mundo, y, generalmente, están en mal estado.
  • El transporte por ferrocarril se desarrolló a principios del siglo XIX. Pasó por un cierto declive a medida que el avión resultó más rápido y rentable, pero, hoy en día, vive un nuevo auge en los países desarrollados gracias a las líneas de alta velocidad, que recorren trayectos de distancias medias en menos tiempo que el avión. No obstante, en zonas menos desarrolladas se mantienen los problemas: líneas desconectadas, vías de ancho desigual que impiden la comunicación con otros países, etc.

Las redes de mayor densidad del transporte terrestre se concentran en Europa, hasta el oeste de los Urales; en Estados Unidos; en la franja sur canadiense desde Québec a Vancouver; en Japón y en el sudeste de Australia.

El transporte naval

En la actualidad, el transporte naval se dedica al traslado de grandes cantidades de mercancías y al transporte especializado.

Existen dos tipos de transporte naval:

  • El transporte fluvial se desarrolla a lo largo de grandes ríos navegables (Mississippi, San Lorenzo, Amazonas, Danubio, Congo, Indo, Ganges, Yang-Tsé, etc.). Estos y otros son importantes vías de comunicación comercial interior.
  • El transporte marítimo necesita mover grandes cantidades de productos a largas distancias para ser rentable, debido a su lentitud.

Existen tres rutas principales por donde se desarrolla el tráfico marítimo:

  • El Atlántico norte es la ruta tradicional que vincula Europa y Estados Unidos. Sus principales puertos son Rotterdam, Hamburgo, Amberes y Nueva York.
  • La ruta del Índico-Mediterráneo utiliza el canal de Suez como enlace. Es la ruta tradicional que unía India con Gran Bretaña, y hoy día es importante para el transporte del petróleo del golfo Pérsico al continente europeo.
  • El Pacífico es el nuevo eje de las relaciones económicas internacionales, y vincula Estados Unidos y el este de Asia. Europa accede a esta zona mediante el canal de Panamá.

En lo que se refiere al tráfico de viajeros, la oferta se centra en la realización de viajes turísticos y cruceros, siendo el mar Mediterráneo y el Caribe las áreas de mayor actividad.

El transporte aéreo

La aviación nació a principios del siglo XX y con la Segunda Guerra Mundial se desarrolló como un sistema seguro y rentable. Pese a que los grandes aeropuertos requieren costosas obras y una fuerte inversión en tecnología, material diverso y personal especializado, su coste es claramente inferior al de una autopista o una vía férrea. El constante desarrollo de los sistemas informáticos permite además mejorar y agilizar su gestión y funcionamiento.

El avión es el medio de transporte más rápido. La aplicación a la aviación comercial de los motores a reacción ha permitido superar los 1.000 kilómetros por hora. Pero el avión presenta como inconvenientes su escasa rentabilidad económica para el transporte de mercancías de gran volumen y peso, y el fuerte impacto medioambiental debido al ruido y al consumo de combustible. No obstante, el avión se ha impuesto en el traslado de viajeros a grandes distancias y resulta insustituible en el tráfico de productos de envío urgente (tales como medicinas, repuestos, correo, etc.). Por otra parte, las especiales características de los helicópteros les permiten acceder a lugares inaccesibles para otros medios de transporte.

La infraestructura se basa en la creación de grandes aeropuertos internacionales que articulan la circulación aérea mundial, y aeropuertos nacionales que recogen la circulación interior de pasajeros. Hoy día este transporte es esencialmente de pasajeros y se realiza mediante grandes compañías aéreas.

Las rutas aéreas del Atlántico norte, que unen Europa y América del Norte, son las más frecuentadas. Otras líneas muy utilizadas son las que unen el este y el sur de Asia con Estados Unidos y con Europa occidental .

Fuente: http://www.kalipedia.com/geografia-general/tema/geografia-economica/transporte.html?x=20070417klpgeogra_180.Kes