Apuntes sobre la dinámica de la población

LOS MOVIMIENTOS NATURALES DE LA POBLACIÓN

Los cambios producidos por factores biológicos (como la natalidad y la mortalidad) reciben el nombre de movimientos naturales de la población.

  • La natalidad.
    Es el número de nacimientos que se producen en una población a lo largo de un año. La natalidad es baja cuando es inferior a 15 por mil; media, cuando se sitúa entre 15 y 30 por mil; y alta, más de 30 por mil.
  • La mortalidad.
    Es el número de defunciones registradas en una población a lo largo de un año. Se analiza a través de los siguientes indicadores:
    a) Tasa de mortalidad.
    b) Tasa de mortalidad infantil.
  • El cremiento natural.
    El crecimiento natural o crecimiento vegetativo es la diferencia existente entre el nñumero de nacimientos y el de defunciones de una población en un momento dado. Si los nacimientos superar a las defunciones, es crecimiento natural es positivo y la población aumenta. Al contrario, el crecimiento narutal es negativo y la población disminuye.
    Ir a actividades sobre diversas tasas demográficas
  • El modelo de transición demográfica.
    Es un modelo que sire para explicar la evolución de la población. Ir a presentación sobre el el modelo de transición demográfico Se distinguen las siguientes fases:
    1. Fase inicial. Caracterizado por unas tasas de natalidad y mortalidad muy elevados y escaso crecimiento de la población.
    2. Fase de transición (siglo XIX) La mortalidad desciende y la natalidad se mantiene elevadísima. Como consecuencia se produce un crecimiento espectacular de la población.
    3. Fase evolucionada. (últimos años siglo XX) Las tasas de natalidad y mortalidad son muy bajas y, por tanto, el crecimiento natural es mínimo.
    4. Fase de regresión (desde finales del siglo XX) es una nueva etapa caracterizada por una baja tasa de natalidad y un aumento de la tasa de mortalidad. Es característica de países muy desarrollados.

LOS MOVIMIENTOS ESPACIALES

Las personas se desplazan de un lugar a otro, es decir realizan movimientos espaciales:

  1. Movimientos habituales. Son desplazamientos que se repiten periódicamente y no implican un cambio de trabajo ni de residencia. Pueden ser: movimientos pendulares (por trabajo o estudio) o movimientos relacionados con el ocio.
  2. Movimientos migratorios. Son desplazamientos que suponen un cambio de trabajo y de residencia. Se denomina emigración a la salida de personas de un área determinada, e inmigración a la llegada de personas a una zona concreta. Ir a actividades sobre la inmigración La diferencia entre ambos es el saldo migratorio (que puede ser positivo, más inmigraciones; o negativo, más emigraciones)
    Vídeo sobre los distintos tipos de migraciones

Apuntes sobre los movimientos naturales de la población

Los cambios producidos por factores biológicos (como la natalidad y la mortalidad) reciben el nombre de movimientos naturales de la población.

LA NATALIDAD.

El concepto de natalidad hace referencia al número de nacimientos que se producen en una población en un momento dado. Para medirla se utiliza habitualmente un parámetro que se conoce como «tasa bruta de natalidad» (Tbn) y que indica el número de nacidos vivos por cada 1.000 habitantes en un año y espacio dados. La tasa de natalidad es muy diferente en unos y otros lugares del mundo. En las regiones desarrolladas es muy baja: por ejemplo, en América del Norte está en torno al 14 ‰ y en Europa ronda el 11 ‰. Por el contrario, es muy elevada en las regiones menos desarrolladas: África es el continente con la natalidad más elevada, pues alcanza el 36 ‰. El concepto de natalidad hace referencia al número de nacimientos que se producen en una población en un momento dado. Para medirla se utiliza habitualmente un parámetro que se conoce como «tasa bruta de natalidad» (Tbn) y que indica el número de nacidos vivos por cada 1.000 habitantes en un año y espacio dados. La tasa de natalidad es muy diferente en unos y otros lugares del mundo. En las regiones desarrolladas es muy baja: por ejemplo, en América del Norte está en torno al 14 ‰ y en Europa ronda el 11 ‰. Por el contrario, es muy elevada en las regiones menos desarrolladas: África es el continente con la natalidad más elevada, pues alcanza el 36 ‰.

Todas estas variaciones, tanto a escala internacional como regional, vienen determinadas por una serie de factores coyunturales:

  • El desarrollo económico. Los países más desarrollados tienen generalmente tasas de natalidad por debajo del 20‰, frente a los países menos desarrollados, que tienen tasas superiores al 40‰. En los países más desarrollados, los hijos son una carga económica (gastos en educación, cuidados médicos, alimentación, etc.) hasta edades elevadas. Por el contrario, en los países menos desarrollados los hijos trabajan desde edades tempranas y de mayores cuidan a sus padres viejos.
  • La cultura. En los países occidentales se está retrasando paulatinamente la edad de la emancipación del hogar familiar y del matrimonio y, consecuentemente, la edad a la que se tiene el primer hijo, lo que reduce el número de miembros que forman parte de las familias. En los países con otras culturas, las mujeres se casan pronto, muchas veces antes de los 18 años. Además, unas culturas otorgan prestigio social al número de hijos y otras no lo hacen.
  • La estructura social. La emancipación de la mujer y su incorporación masiva al mundo laboral repercuten en un descenso en el número de hijos.
  • Los factores biológicos. La proporción de personas jóvenes condiciona la natalidad: si los jóvenes son numerosos, la natalidad es mayor que si predomina la población vieja.
  • La religión. En general, todas las religiones favorecen la natalidad.
  • Los factores políticos. Dependiendo de la situación demográfica de cada Estado, hay gobiernos que practican políticas de control estricto de la natalidad y otros que la promueven mediante incentivos sociales y económicos.

Después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) se produjo un incremento de la tasa de natalidad, fenómeno conocido como baby-boom. El intenso crecimiento económico que se vivió entre 1945 y 1973 favoreció los nacimientos. A partir de los años setenta del siglo XX, los nacimientos iniciaron un descenso brusco .

La fecundidad

Para evaluar con mayor exactitud la tendencia de una población se introduce el concepto de tasa global de fecundidad (Tgf), que pone en relación el número de nacidos con las posibilidades concretas de procreación, es decir, con el número de mujeres en edad fértil (mujeres con edades entre 15 y 49 años).

En la actualidad, la fecundidad media mundial es de 2,6 hijos por mujer. Sin embargo, las mujeres africanas tienen 4,8 hijos como promedio, mientras que las europeas no alcanzan los 1,5 hijos por mujer, por debajo de la cifra necesaria para asegurar el reemplazo generacional (2,1), es decir, para que un territorio no pierda población.

El nivel cultural de la sociedad, y especialmente de las mujeres, influye en la fecundidad: a mayor cultura se tiene menor número de hijos .

LA MORTALIDAD.

El concepto de mortalidad hace referencia al número de defunciones en una población. Para medirla se utiliza, principalmente, la tasa bruta de mortalidad (Tbm), que indica el número de defunciones por cada 1.000 habitantes en un año y espacio dados.

La mortalidad depende de la edad de la población (es mayor en los pueblos envejecidos) y de factores sanitarios y alimentarios.

Hasta el siglo xix, la mortalidad era muy elevada, a causa de las enfermedades, el hambre y las guerras frecuentes. En el siglo XIX y primeros años del XX, la mortalidad descendió mucho en los países desarrollados, gracias a las mejoras sanitarias (vacunas, higiene, etc.) y alimentarias. En la segunda parte del siglo XX, estos avances se difundieron en los países menos desarrollados, con lo que la mortalidad descendió bruscamente. Hasta los años setenta era relativamente fácil establecer una clasificación de los países por su mortalidad. Las tasas superiores al 13 ‰ correspondían a los países menos desarrollados; las tasas por debajo del 13‰ correspondían a países desarrollados o de desarrollo medio.

Actualmente, es más difícil sostener esta clasificación. Las tasas siguen bajando en los países menos desarrollados, mientras que suben en muchas naciones desarrolladas, en las que cada vez hay más población vieja. Ante estos problemas, los geógrafos utilizan otros índices más expresivos: la mortalidad infantil y la esperanza de vida al nacer.

La mortalidad infantil

La tasa de mortalidad infantil (Tmi) relaciona el número de fallecidos antes de cumplir el primer año de edad y los nacidos vivos durante ese año.

Es un buen indicador del nivel de desarrollo y de la situación sanitaria de un territorio. En los países ricos, la mortalidad infantil es débil, no supera apenas el 5 por mil. Por el contrario, en algunos países africanos esta tasa puede superar el 100 por mil.

La esperanza de vida al nacer

La esperanza de vida al nacer es el promedio de años que se calcula que puede llegar a vivir un recién nacido. La media mundial está en torno a los 69 años, pero esta cifra esconde fuertes contrastes.

  • Hay diferencias según el sexo. En los países desarrollados, la esperanza de vida de las mujeres (81) es superior a la de los varones (74). Por el contrario, en los países menos desarrollados muchas mujeres mueren jóvenes por problemas relacionados con el embarazo y el parto.
  • Hay grandes diferencias según el nivel de desarrollo. Los países desarrollados tienen una esperanza de vida superior a los 77 años, mientras que en los países menos desarrollados del planeta no alcanza los 56.

La esperanza de vida está aumentando en el mundo, pero la aparición de enfermedades (como el SIDA, que ha provocado una sobremortalidad en África) o las crisis económicas (como la que sufrió Rusia en los años noventa) pueden ocasionar su retroceso en zonas concretas .

EL CREMIENTO NATURAL.

Crecimiento vegetativo y crecimiento real

El crecimiento natural o crecimiento vegetativo es la diferencia existente entre el nñumero de nacimientos y el de defunciones de una población en un momento dado. Si los nacimientos superar a las defunciones, es crecimiento natural es positivo y la población aumenta. Al contrario, el crecimiento narutal es negativo y la población disminuye.
Ir a actividades sobre diversas tasas demográficas

EL MODELOS DE TRANSICIÓN DEMOGRÁFICA.

Es un modelo que sire para explicar la evolución de la población. Ir a presentación sobre el el modelo de transición demográfico Se distinguen las siguientes fases:
1. Fase inicial. Caracterizado por unas tasas de natalidad y mortalidad muy elevados y escaso crecimiento de la población.
2. Fase de transición (siglo XIX) La mortalidad desciende y la natalidad se mantiene elevadísima. Como consecuencia se produce un crecimiento espectacular de la población.
3. Fase evolucionada. (últimos años siglo XX) Las tasas de natalidad y mortalidad son muy bajas y, por tanto, el crecimiento natural es mínimo.
4. Fase de regresión (desde finales del siglo XX) es una nueva etapa caracterizada por una baja tasa de natalidad y un aumento de la tasa de mortalidad. Es característica de países muy desarrollados.

Apuntes sobre estructura de la población

La estructura de la población viene dado por sus rasgos biológicos (edad y sexo), económicos (ocupación o actividad laboral) y culturales (alfabetización y nivel de estudios alcanzados)

ESTRUCTURA DE LA POBLACIÓN POR EDAD.

La población se estructura en tres grupos:

1. Jóvenes (0 a 14 años) Cuando en una sociedad abunda este grupo decimos que es una población joven.
2. Adultos (15 a 64 años)
3. Ancianos (65 años o más) Cuando en una sociedad se da mayoritariamente este grupo decimos que es una población envejecida. Ir a noticia sobre el envejecimiento de la población en España

ESTRUCTURA DE LA POBLACIÓN POR SEXO.
En el planeta nacen más niños que niñas. Sin embargo, la esperanza de vida femenina es superior a la masculina. Ir a noticia sobre la mayor esperanza de vida de la mujer

ESTRUCTURA DE LA POBLACIÓN POR ACTIVIDAD LABORAL.
Distinguimos entre:
1. Población activa. Conjunto de personas que se encuentra en edad de trabajar. Puede estar trabajando (población ocupada) o desempleada (población parada o desempleada)
2. Población inactiva. Población que no puede trabajar, ya sea porque tiene menos de 16 años, están jubilados, etc.

ESTRUCTURA DE LA POBLACIÓN POR NIVEL DE ESTUDIOS.
La clasificación más usual se realiza según el grado de alfabetización.

Fuente: http://www.profedesociales.com/enlaces/materias/tres_eso/tres_la_poblacion/temario_la_poblacion.html

Apuntes sobre problemas de la población

La población en los países subdesarrollados

Un crecimiento elevado

En los países subdesarrollados, el crecimiento de la población es, en general, alto, por encima del 2%. La razón es la elevada natalidad. En la mayoría de estos países, la tasa de natalidad supera el 30%0, y en algunos Estados africanos ronda el 50%0. No obstante, en las últimas décadas se ha ido reduciendo el crecimiento.

Esta elevada natalidad responde a cinco motivos principales:

  • La mayoría de la población vive de la agricultura, y el trabajo de los hijos en el campo es indispensable para las familias.
  • En estos países, cada año mueren 92 menores de 5 años por cada 1000 nacidos, frente a los 8 niños que fallecen en los países desarrollados. Debido a esta elevada mortalidad infantil, las mujeres tienen más hijos, pues saben que algunos no sobrevivirán.
  • Muchas culturas valoran a las mujeres por los hijos que tienen.
  • La religión tiene un gran peso, y normalmente las religiones rechazan el uso de métodos artificiales de control de la natalidad.
  • Muchos gobiernos no realizan campañas de planificación familiar.

Las tasas de fecundidad son altas, pero existen grandes diferencias entre los países. Donde se han llevado a cabo fuertes políticas de control de la natalidad, la tasa se sitúa por debajo de los 3 hijos por mujer. Pero en otros países supera los 5 hijos.

Menor esperanza de vida y población joven

la esperanza de vida en los países subdesarrollados es más baja que en los países desarrollados. En algunos Estados africanos, la edad media de vida no llega a los cuarenta años. Aunque la difusión de medicamentos y vacunas ha reducido la mortalidad, muchas personas siguen sin tener acceso a ellos, así como a la atención sanitaria y al agua potable. Estos factores, junto con la malnutrición y los conflictos armados prolongados, explican la baja esperanza de vida.

Como consecuencia de la alta natalidad y de la menor esperanza de vida, la población de los países subdesarrollados es joven. Sólo un 5% de sus habitantes tienen más de 65 años.

Problemas y políticas

En los países subdesarrollados la población plantea varios problemas:

  • El rápido crecimiento demográfico, por encima de la producción de alimentos, agrava el problema del hambre en los países más pobres.
  • Aumenta la presión sobre los recursos naturales: agua, tierra…
  • Se necesitan más servicios (hospitales, escuelas…) y viviendas.
  • Los puestos de trabajo son insuficientes.

Algunos países, como India, China o Argelia, han puesto en práctica políticas de planificación familiar, aunque con resultados dispares. Mientras que en China y Argelia el crecimiento demográfico ha disminuido, no ha sido así en India, donde cada año su población aumenta en 15 millones de personas.

La población en los países desarrollados

Un crecimiento débil

En los países desarrollados, el ritmo de crecimiento de la población es muy débil, en torno al 0,2%. Sólo en unos pocos países el crecimiento natural no es tan bajo y se sitúa alrededor del 1 %; es el caso de Estados Unidos, Australia e Irlanda.

Este débil crecimiento se debe a unas tasas de natalidad muy bajas, que en muchos países son inferiores al 11%0. La tasa de fecundidad media es de 1,5 hijos por mujer. Sólo en Estados Unidos la tasa de 2,1 hijos por mujer garantiza el reemplazo generacional.

Los principales factores que condicionan esta baja natalidad son:

  • La progresiva incorporación de la mujer al mercado laboral y la dificultad para hacer compatibles el trabajo y el cuidado de los hijos.
  • La difusión de los anticonceptivos.
  • El retraso en la edad de formar una familia y de tener el primer hijo.
  • El importante gasto que conlleva el mantenimiento de los hijos.
  • El cambio en los valores sociales y el menor peso de la religión.

Elevada esperanza de vida y envejecimiento

En los países desarrollados, la esperanza media de vida supera los 79 años. Debido a esta elevada esperanza de vida y a la baja natalidad, los países desarrollados son viejos. Cerca del 20% de su población tiene más de 64 años.

Los Estados más afectados por el envejecimiento demográfico son Japón y los países europeos.

Problemas y políticas

El envejecimiento de la población plantea varios problemas:

  • Un aumento del gasto estatal en serenidad y en creación de centros de atención para personas mayores: residencias de ancianos, centros de día, etc.
  • Un aumento del gasto en pensiones.
  • Las personas mayores son más ahorradoras. Aunque el ahorro es beneficioso, se puede frenar el crecimiento económico del país si el consumo se reduce en exceso.
  • La población mayor es más conservadora, lo que puede suponer un obstáculo al desarrollo de nuevas iniciativas.

Para hacer frente a estos problemas, los gobiernos adoptan políticas de dos tipos. Unas políticas tienen el fin de favorecer la natalidad mediante ayudas económicas para el mantenimiento de los hijos, la creación de guarderías gratuitas en los centros de trabajo o permisos de maternidad o paternidad más largos. Otras políticas están dirigidas a sufragar los gastos sociales que genera el envejecimiento de la población mediante el aumento de impuestos, el retraso de la edad de jubilación o el recorte en las pensiones.

Apuntes sobre los movimientos migratorios

En el mundo actual, alrededor de 210 millones de personas viven fuera de sus lugares de origen, y el 60 % de los emigrantes del planeta se concentran en países desarrollados.

Emigrantes e inmigrantes

Los movimientos migratorios son aquellos desplazamientos de población que conllevan un cambio de residencia. En los dos últimos siglos, las migraciones han adquirido una dimensión sin precedentes. Existen muchas posibles causas, tipos, duración, características… que se resumen en dos sentidos: movimiento de salida, denominado emigración, y movimiento de entrada o llegada de población, llamado inmigración.

La persona que se marcha de su lugar de residencia es un emigrante para los que se quedan en su lugar de origen. Esta misma persona es considerada inmigrante cuando llega al país de destino.

Causas de las migraciones

Desde su origen, el ser humano ha realizado movimientos migratorios: primero fue nómada y se desplazaba en busca de alimento. Hoy, las personas migran por razones muy diferentes.

  • Causas naturales. Las catástrofes naturales (inundaciones, terremotos, sequías, etc.) pueden motivar desplazamientos de población.
  • Causas sociales. Son las más importantes. Se emigra por causas políticas (persecuciones, guerras), por causas religiosas (expulsión de los moriscos de España, por ejemplo) y, sobre todo, por causas económicas (existencia de un alto índice de paro en el lugar de origen, esperanza de obtener mejores salarios, búsqueda de mejor nivel de vida, etc.).

Tipos de migraciones

Los flujos migratorios se pueden clasificar en función de diversos criterios:

  • Según el carácter: migraciones forzadas y voluntarias. Entre las forzadas cabe destacar la trata de esclavos negros y su traslado de África a América entre los siglos xvi y xix, o las actuales de refugiados y desplazados. Las migraciones de tipo económico se consideran voluntarias.
  • Según la duración del desplazamiento: migraciones temporales y definitivas. En las temporales se produce el regreso al territorio de origen al cabo de un tiempo, mientras que, en el segundo caso, el emigrante permanece en el país de destino. Un caso especial son los desplazamientos temporales ligados con la agricultura (estacionales).
  • Según el número de personas que emigran: migraciones individuales o familiares.
  • Según el lugar de destino: migraciones nacionales (interiores) e internacionales (exteriores). Las migraciones nacionales son las que se producen dentro del propio país; por ejemplo, los desplazamientos de la población campesina hacia las ciudades (éxodo rural) y aquellos que se producen después de la jubilación hacia el pueblo originario. Las migraciones internacionales son las que tienen como destino un país extranjero.

Las migraciones interiores

En la actualidad, las migraciones interiores difieren entre unas regiones y otras:

  • En los países en desarrollo predominan los desplazamientos de campesinos hacia las ciudades (éxodo rural).
  • En los países desarrollados destacan los traslados ligados a la jubilación. Se producen desde las grandes ciudades a zonas con climas y paisajes benignos.

Las migraciones interiores pueden provocar fuertes desequilibrios regionales, pues gran parte del territorio queda vacío, mientras que la población y las actividades económicas se concentran en muy pocas zonas.

Las migraciones internacionales

En 2010, el 3,1 % de la población mundial, unos 210 millones de personas, viven en un lugar distinto de su país de origen. El 60 % de los inmigrantes se asientan en los países más desarrollados; de hecho, una de cada 10 personas que vive hoy en estos países es inmigrante.

Existen tres flujos claramente diferenciados:

  • Personas que se desplazan desde países menos desarrollados a países desarrollados. La mayor parte son trabajadores poco cualificados, que se ocupan de labores poco valoradas y mal pagadas en los países de destino: labores del campo, servicio doméstico, limpieza, hostelería, entre otras. Estas migraciones están estabilizándose en los últimos años.
  • Flujos de personas entre los países desarrollados. Generalmente, son personas cualificadas que no encuentran trabajo, buscan mejorarlo o son destinados por sus empresas a trabajar en el extranjero.
  • Flujos de personas entre países poco desarrollados. En los últimos años, son los desplazamientos que más crecen.

En Europa residen alrededor de 70 millones de inmigrantes. Gran parte de ellos proceden de países del propio continente europeo, concretamente de la zona oriental. También son numerosos los inmigrantes que proceden de los países menos desarrollados del sudeste asiático, África e Iberoamérica .

Fuente: http://www.kalipedia.com/geografia-general/tema/geografia-poblacion/movimientos-migratorios.html?x=20070417klpgeogra_58.Kes

Apuntes sobre distribución de la población mundial

La población mundial está repartida sobre la Tierra de manera muy desigual, y ello determina el devenir tanto de los diferentes territorios como de las poblaciones que los habitan.

Un mundo desigualmente poblado

La población mundial no está distribuida de forma uniforme por todo el planeta, sino que tiende a concentrarse en las regiones más favorables y ricas, o en aquellas que, por alguna razón coyuntural o histórica, necesitan mucha fuerza de trabajo para mantener su economía, aunque sea de subsistencia.

Esta dinámica se repite incluso en cada región: la población no ocupa el territorio de manera uniforme, sino que tiende en la actualidad a concentrarse en las ciudades, dejando el mundo rural más despoblado.

Mediante el cálculo de la densidad demográfica se puede conocer cómo están distribuidos los habitantes en el territorio, obteniendo una relación entre la población y la superficie: la media mundial es de 50 hab/km2.

Más del 90 % de la población mundial se asienta en el hemisferio norte, entre los 20° y 60° de latitud, principalmente en las zonas costeras con climas benignos y alrededor de los grandes ríos. Los principales focos de población son los siguientes:

  • Asia oriental y meridional, donde se concentra más de la mitad de la población mundial. Allí se encuentran los dos países más poblados del mundo: China, con unos 1.400 millones de habitantes, e India,unos 1.200 millones.
  • Europa, especialmente su zona central, que cuenta con más del 11 % de la población mundial y con países que tienen densidades que superan los 500 hab/km2.
  • América del Norte, que concentra su población en las costas y en la zona de los Grandes Lagos, principalmente por su alto desarrollo económico.
  • Algunos focos aislados, como son el golfo de Guinea, el valle del Nilo, México, Indonesia, la costa brasileña, etc.

Los grandes vacíos demográficos coinciden con las tierras frías, como las zonas ártica y antártica; con las zonas áridas, como los desiertos del Sahara, Arabia, Gobi, Atacama, Australia central, etc.; las zonas ecuatoriales húmedas, donde se desarrolla la selva; y las zonas montañosas, como la cordillera del Himalaya, las Rocosas, etc.

Factores de la distribución de la población

Factores físicos

Generalmente, la población se asienta en las siguientes zonas:

  • Lugares donde abunda el agua, que es necesaria para la actividad agraria y para el abastecimiento de la población y su urbanización. Por ello, las zonas costeras y las áreas alrededor de los grandes ríos están muy pobladas.
  • Zonas con climas templados, que generalmente tienen temperaturas suaves durante todo el año y lluvias suficientes y regulares.
  • Valles y llanuras con suelos fértiles que permiten el desarrollo de la agricultura.
  • Áreas con recursos energéticos: minerales, petróleo, etc.

Por el contrario, la población suele evitar territorios con temperaturas excesivamente altas o bajas; zonas áridas o sin depósitos de agua; y áreas con una humedad elevada y constante. No obstante, el ser humano puede vencer estos negativos factores físicos mediante la tecnología. Esto explica que algunos puntos localizados en desiertos, selvas o casquetes polares hayan estado poblados desde la Antigüedad.

Factores humanos

Hay factores históricos, económicos y políticos que explican también la distribución de la población:

  • Históricos. Normalmente, las zonas pobladas desde tiempos antiguos, como Europa y el sudeste de Asia, siguen manteniendo elevadas densidades demográficas.
  • Económicos. Las zonas en las que se concentran las actividades económicas atraen población.
  • Políticos. Los gobiernos pueden obligar a la población a trasladarse a una región o decidir impulsar la economía de una zona deshabitada para que la población se instale en ella.

Fuente: http://www.kalipedia.com/geografia-general/tema/geografia-poblacion/distribucion-poblacion-mundial.html?x=20070417klpgeogra_57.Kes

Apuntes sobre la evolución de la población mundial

Aunque la población ha ido aumentando progresivamente, fue en el siglo XX cuando el crecimiento fue más intenso.

Un lento crecimiento

La población mundial creció con lentitud hasta el siglo XIX. Aunque se producía un elevado número de nacimientos, era contrarrestado por una alta mortandad, provocada por la falta de avances sanitarios y acelerada por épocas de hambrunas, guerras y epidemias.

Durante el Paleolítico, la caza y la recolección ofrecieron suficiente alimento para nutrir a una población que, escasamente, llegaba a los 8 millones de habitantes.

En el Neolítico, con el descubrimiento de la agricultura y la ganadería, la población empezó a alimentarse mejor y se produjo la primera expansión de la especie humana.

Se calcula que, a principios de nuestra era, la población mundial alcanzó unos 300 millones de habitantes.

Durante la Edad Media, la sucesión de guerras y los diversos episodios de epidemias y hambrunas frenaron el crecimiento de la población. En Europa, la peste negra del siglo XIV fue terriblemente devastadora: sólo en Inglaterra asoló a más del 40 % de su población. La situación mejoró en los siglos XV y XVI, pero a principios del siglo XVII volvió a producirse un incremento de muertes. A pesar de todo, en 1750 se alcanzaron unos 800 millones de habitantes.

La revolución demográfica

A partir del siglo XIX, el ritmo de crecimiento demográfico se aceleró debido principalmente a dos causas:

  • Las mejoras en las técnicas agrícolas permitieron obtener más alimentos, con lo que las hambrunas dejaron de producirse en muchos países.
  • Los avances médicos (vacunas, por ejemplo) mejoraron la higiene y la sanidad, lo que conllevó la reducción de las epidemias y las muertes.

A este cambio trascendental se le denomina revolución demográfica. Como resultado, a comienzos del siglo XX vivían en el planeta 1.700 millones de personas.

Explosión demográfica y perspectivas de futuro

A lo largo del siglo xx, y sobre todo tras la Segunda Guerra Mundial, se produjo una explosión demográfica con una fase de vertiginoso crecimiento. En cuarenta años la población mundial se duplicó: en 1960 había 3.000 millones de personas y a mediados de 1999 ya se superaron los 6.000 millones. En 2010 se han alcanzado los 6.900 millones. En solo 100 años la población del planeta casi se había cuadruplicado.

En la actualidad, la población mundial aumenta unos 83 millones de personas cada año (1,2 % anual). En los últimos años, parece que el ritmo de crecimiento está ralentizándose. El Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP) estima que en el año 2050 la población mundial será aproximadamente de 9.300 millones de habitantes .

Fuente: http://www.kalipedia.com/geografia-general/tema/geografia-poblacion/evolucion-poblacion-mundial.html?x=20070417klpgeogra_47.Kes

Apuntes sobre las fuentes demográficas

Las fuentes demográficas

A lo largo de la historia han existido diferentes fuentes que han aportado información para el estudio demográfico, como los registros parroquiales, pero hasta finales del siglo XIX eran estimativas y poco fiables.

Desde principios del siglo XX comienzan a utilizarse de forma continuada dos fuentes fundamentales, que siguen criterios científicos y permiten conocer datos de tipo demográfico (y también cultural, económico y social) de todos los habitantes de un país:

  • El censo de población es un cuestionario que se realiza a escala estatal cada diez años y recopila datos de todas las personas que residen en viviendas, ya sean familiares o colectivas. La información que recaban es individual y secreta. En España, los censos demográficos se efectúan en la actualidad en los años terminados en 1. El primer censo moderno de población que se realizó en España, es decir, que utilizó la persona como unidad de análisis, se realizó en 1768 por el conde de Aranda bajo el reinado de Carlos III.
  • El padrón es el registro administrativo que se efectúa a escala municipal. En España, antes se realizaba como máximo cada cinco años, pero desde 1996 quedó establecido un nuevo sistema de gestión continua e informatizada y se obtienen cifras oficiales de población con carácter anual. El padrón es público y a partir de él se elaboran las listas electorales que permiten ejercer el derecho al voto. A diferencia del censo, es un documento vivo y abierto que se modifica constantemente, ya que se deben comunicar a los ayuntamientos los cambios de residencia en el momento en que se producen y los cabezas de familia están obligados a notificar los nacimientos, defunciones, matrimonios, cambios de domicilio, etc .

Fuente: http://www.kalipedia.com/geografia-general/tema/geografia-poblacion/fuentes-demograficas.html?x=20070417klpgeogra_47.Kes&ap=3

Presentaciones sobre la Península Ibérica en la Edad Media

Apuntes sobre la estructura de las ciudades españolas

Las ciudades, en general, se estructuran en cuatro grandes áreas:

  • Un núcleo central que coincide con el casco histórico. Normalmente, los cascos históricos han sufrido una fuerte degradación y en muchas localidades, han perdido su uso residencial. Todas las ciudades españolas cuentan con un Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que trata de regular el crecimiento y el uso del espacio urbano, poniendo especial atención en la recuperación de los cascos históricos. En los últimos años, numerosas ciudades han rehabilitado los cascos antiguos tomando medidas de protección de edificios y zonas singulares. También se está produciendo una ocupación del espacio central residencial con una clara segregación. Las zonas rehabilitadas y con mejores infraestructuras están siendo ocupadas por población de clase media, mientras que las más degradadas están habitadas por personas de escasos recursos.
  • El CBD o centro de negocios se localiza en las zonas centrales con mejores accesos, donde el elevado precio del suelo impide el uso residencial. Se caracteriza por grandes edificios de muchas plantas y por tener un intenso movimiento de personas durante las horas laborales, mientras que una vez finalizada la jornada de trabajo la zona queda prácticamente vacía.
  • Las zonas industriales. Se localizan en la periferia de las ciudades, donde el precio del suelo es más bajo, pero con buenas infraestructuras para permitir el fácil acceso.
  • Las áreas residenciales. En el centro de las ciudades se eleva el precio del suelo, por lo que muchas personas buscan su residencia en los barrios y municipios periféricos. En estas zonas el espacio está muy segregado, ya que las personas de alto poder adquisitivo residen en viviendas unifamiliares que ocupan los espacios mejor comunicados, con buenas infraestructuras de transportes y grandes espacios abiertos y ajardinados; las de menor poder adquisitivo se instalan en las zonas más degradadas, con peores servicios y generalmente con viviendas en altura.

Fuente: Kalipedia