La conquista de Hispania (Kalipedia)

La conquista de Hispania

La invasión de la Península por los musulmanes estuvo relacionada con la extensión de su poder por el norte de África, iniciada al ocupar Egipto entre los años 640 y 642. En los años siguientes, los árabes liquidaron la presencia bizantina en Libia y Túnez, e impusieron su dominio a las tribus del Magreb.

En el año 711, el reino visigodo estaba en guerra por la sucesión al trono entre don Rodrigo y los familiares del anterior rey, Witiza. Estos pidieron ayuda a los musulmanes bereberes del Magreb. El gobernador Muza y su general Tarik cruzaron el estrecho de Gibraltar con sus tropas y derrotaron al ejército de don Rodrigo en la batalla de Guadalete, en ese mismo año.

En los años sucesivos, sin apenas resistencia, los árabes y los bereberes se aseguraron el dominio del territorio peninsular. Lo hicieron más por la capitulación, o por el pacto, que por la victoria militar sobre los hispanogodos. A diferencia de los visigodos, que quisieron imponer su dominio político en toda la Península, los conquistadores musulmanes se instalaron en determinados puntos estratégicos y se conformaron con controlar el resto. La rápida expansión islámica se debió, además, a otras causas, entre las que destacan la competencia entre los aristócratas árabes por el poder y la desunión de la nobleza visigoda, la indiferencia de la población y la colaboración de algunos notables, como el conde Tudmir de Murcia.

Deja una respuesta