Manifestaciones culturales de Al-Ándalus (Kalipedia)

Manifestaciones culturales

Las manifestaciones culturales de la España musulmana estuvieron condicionadas por tres factores: el islamismo, los contactos con el mundo oriental y las sólidas bases de la sociedad andalusí. Esto supuso la ruptura con la tradición de la España visigoda, y la ampliación de la cultura en todos sus ámbitos. Su difusión se produjo a través de escuelas, la práctica bastante extendida de la lectura y la escritura y la formación de bibliotecas. El instrumento lingüístico de tal esplendor cultural fue el árabe.

Estas manifestaciones, que empezaron a ser notables desde el reinado de Abderramán II, alcanzaron su cenit durante el califato de Alhakam II.

Filosofía y teología

La reflexión teológica y jurídica tenía una importante razón de ser: el Corán constituía, a la vez, un libro de doctrina y de propuesta de prácticas sociales.

El pensamiento filosófico, como sucedía en la sociedad cristiana, era visto con desconfianza por los guardianes de la ortodoxia islámica. El pensador más destacado fue el cordobés Averroes. Su objetivo fue armonizar la religión islámica y la filosofía de Aristóteles.

Historia

La afición por la biografía y la historia nació entre los musulmanes como una necesidad para explicar tres hechos decisivos en sus vidas: la aparición del Profeta y el contenido de sus predicaciones; los episodios de las conquistas árabes; y los vínculos de dependencia y familiaridad que se establecieron entre la población autóctona y los grupos tribales conquistadores. Destacaron los historiadores Ibn Hayyan e Ibn Jaldun.

Literatura

La expansión árabe y la obligación de la peregrinación a La Meca explican el desarrollo de la literatura geográfica y de viajes. Destaca la obra de geógrafos, como Al Idrisi.

El cultivo de la poesía fue importante. Entre los temas destacan los elogios a los gobernantes que pagaban al poeta y las composiciones amorosas. Ibn Hazm, Ibn Zaydun e Ibn Quzman se consideran los mejores poetas andalusíes.

Ciencia

La medicina y la ciencia se cultivaron en Al Andalus desde la llegada de los musulmanes. Sin embargo, el desarrollo de la cultura científica debió su impulso, sobre todo, a la iniciativa del califa Alhakam II.

El conocimiento astronómico se relacionaba con las matemáticas y con las adivinaciones de los hechos futuros, que todo gobernante deseaba saber. El desarrollo de la botánica tuvo que ver con la introducción de nuevas plantas y la mejora de los sistemas de cultivo. En cuanto a la medicina, el prestigio de los físicos o de los sanadores andalusíes se extendió ampliamente por todos los reinos de Europa. Destacan Hipócrates y Galeno, y Avicena.

Deja una respuesta