Relaciones de vasallaje (Kalipedia)

Los nobles estaban ligados al rey por un pacto de fidelidad. El rey concedía el feudo a cambio de que el noble se comprometiese a prestarle ayuda militar y consejo en el gobierno. El rey era el señor del noble y este último se convertía en vasallo del rey. El vasallaje conllevaba una ceremonia muy ritualizada en la que el vasallo prestaba homenaje a su señor, poniendo sus manos entre las de este y besándole en la cara o en la boca, le juraba fidelidad y se obligaba a ofrecerle su ayuda y su apoyo, sobre todo militar. Por su parte, el señor se comprometía a asegurarle su protección y a mantenerle en su propia casa o a concederle un castillo o unas tierras con las que mantenerse él mismo.

A su vez, los nobles y monasterios podían tener vasallos propios, que solían ser nobles menos importantes. A cambio de jurar lealtad a su señor, estos últimos les daban una parte de sus tierras, es decir, un feudo más pequeño. De esta forma, una cadena de lazos personales ligaba al rey con todos los nobles del reino.

Deja una respuesta